Selección Nacional

Selección Femenina Sub-20 cierra el Mundial sonrojada pero con derroche de esfuerzo

La Selección Femenina Sub-20 corrió como siempre, ‘metió pata’ como lo hizo desde el primer juego, se entregó, de eso no hay duda, pero nuevamente demostró que no estaba lista para la cita del orbe

La Selección Femenina Sub-20 corrió como siempre, sudó hasta el último minuto, ‘metió pata’ como lo hizo desde el primer juego, se entregó; de eso no hay duda, pero nuevamente demostró que no estaba lista para la cita del orbe, en la que Costa Rica es el país sede, al caer 5-0 ante Brasil.

El conjunto dirigido por José Catoya perdió 5 a 0. Otra vez, como contra España y Australia, yerros por falta de cuidado y hasta de mala técnica fueron los determinantes para que la Nacional no lograra ser un cuadro entrador, sino solamente un equipo de muchas ganas.

El rendimiento de la Sele fue similar a lo que mostró la portero Génesis Pérez, en el duelo y en el Mundial.

La arquera comenzó con un duelo ante Australia en el que se vio nerviosa, al punto que le costó la atrapada y también un yerro suyo costó una anotación. Seguidamente contra España, la portera destacó y fue clave para evitar un resultado más sonrojante que el 5 a 0; frente a Brasil, la tica paró un penal y robó aplausos, pero también una mala atrapada suya propició una diana.

No obstante, aunque se equivocó una y otra vez, la portera no renunció a dar su mayor esfuerzo, a entregarse por completo, eso mismo hizo la Nacional como equipo.

Brasil enfrentó el juego sin meter mucho el pie en el acelerador, pero cuando intensificó el ritmo marcó diferencia de manera abismal, al punto que tuvo tres penales de los que solo anotó dos.

Al final, Costa Rica nuevamente vivió una decepción, el equipo se vio cansado y durante los últimos minutos careció de lo que tuvo en todo el torneo: alma. El desanimo invadió a futbolistas que ya en el último partido dieron síntomas de frustración: María Paula Salas, Yerlin Ovares y Abigaíl Sancho, entre otras.

De la Nacional este juego fue en el que menos mostró, porque la iniciativa ofensiva fue nula, la presencia en el área contraria no se dio y en defensa se dieron demasiados errores que costaron caro.

La Selección Nacional Sub-20 que le hizo frente al presente Mundial recordó a la Sub-17 que jugó la Copa del Mundo de 2014; a estos equipos nadie les cuestiona las ganas, la entrega, pero en fútbol se está a años luz del primer mundo.

Es cierto que la liga costarricense no da para desarrollar de la mejor manera ni las ligas menores, ni los proyectos de selecciones nacionales; empero este Mundial se tenía que desarrollar hace dos años; es decir, la Federación Costarricense de Fútbol tuvo dos procesos para preparar un cuadro competitivo, pero no lo consiguió.

De hecho con varios microciclos a disposición, fogueos y demás, es cuestionable que el cuadro no tuviera ni siquiera la preparación física adecuada para hacerle frente a los partidos de la fase de grupos.

Tampoco a la Selección se le vio una idea táctica clara. Costa Rica apostó en todos los juegos a la misma fórmula: pelotazo a la defensiva rival y pelear la segunda pelota; situación que ganó pocas veces.

La Selección Femenina Sub-20 cierra su participación en la Copa del Mundo con 13 goles en contra y uno a favor, además de tres pérdidas y una alerta roja para los procesos de selecciones nacionales de falencias que se deben corregir para cuando estas chicas asuman la Selección Mayor.

También es un serio llamado a la liga de fútbol femenino para darles minutos a las juveniles; además de buscar el profesionalismo que permita mejorar el desarrollo físico de la nueva generación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.