Daniel Jiménez. 27 mayo, 2016
Óscar Ramírez (der.) analizó el juego de la Tricolor ante Venezuela junto a Luis Marín y Alejandro Larrea.
Óscar Ramírez (der.) analizó el juego de la Tricolor ante Venezuela junto a Luis Marín y Alejandro Larrea.

¿Qué valoración hace de lo hecho por la Selección?

Fue un partido preparatorio, muy bonito y un fogueo exigente. Asumimos el control del juego y asumimos los riesgos. El equipo fabricó juego, después con el agua que cayó en el segundo tiempo se nos complicó pero me voy contento con el rendimiento.

Empezó dormida la Sele como le pasó en juegos anteriores...

No creo que la palabra sea dormida, el rival empezó defensivo y asumimos la iniciativa. Tuvimos que elaborar más, fuimos desarrollando el partido y respondimos ante el gol en contra. En el segundo tiempo hubo situaciones como el factor cancha y los cambios, además el cansancio normal.

¿Cuánta exigencia le dio el rival pensando en la Copa?

El rival es típico de Suramérica, muy similar a lo que será Paraguay en el primer partido. Me llena lo que paso en el primer tiempo porque será lo que nos espera en la Copa América. Eso es lo importante de estos fogueos.

¿Qué tan cerca está de lo más idóneo para entrar en la competencia?

No puedo volverme loco porque hay jugadores con algunas cargas de trabajos. Estamos a nueve días para el debut y lo que me interesaba era hacer unos retoques.

¿Por qué no utilizó a Marco Ureña?

Ureña viene realizando un trabajo importante en estos días ya ha entrenado con nosotros. Y prefiero verlo ahora el 31 de mayo que tenemos un fogueo y a partir de ahí valorar las decisiones.

¿Qué balance hace de Ariel Rodríguez, Michael Umaña y Leonel Moreira?

Muy contento porque son alternativas que tengo. Igual con el trabajo del resto pues manejo muchas alternativas para lo que se viene en la Copa América.