Daniel Jiménez. 27 junio

Óscar Ramírez realizó tres variantes en el once inicial para el último partido en Rusia ante Suiza. Se trató del ingreso de Joel Campbell, Daniel Colindres y Kendall Waston, quienes le cambiaron la cara a la Sele.

El pobre poderío ofensivo tras la derrota frente a Serbia (1-0) y Brasil (2-0) hizo al Macho variar en cuanto a nombres.

(Video) Lo bueno y lo malo de Costa Rica vs. Suiza

Joel ingresó por Marco Ureña, Colindres por Johan Venegas y Waston en lugar de Óscar Duarte.

Tan solo 15 minutos le bastaron a la Nacional para acercarse con peligro en tres oportunidades.

Joel sostuvo la pelota y tuvo tres acciones individuales, una de ellas generó el penal para el segundo gol tico.

Esta es la acción en la que le cometen el penal a Joel Campbell. Foto: AP
Esta es la acción en la que le cometen el penal a Joel Campbell. Foto: AP

En el caso de Colindres, falló dos centros y remató en dos oportunidades, una de ellas al palo.

En cuanto a Kendall, el zaguero marcó el primer gol de la Sele en la cita mundialista.

“Todos los partidos son diferentes, hay maneras de plantear partidos, hay formas, hay variables. Hay que entender que es el último partido, el tema de competitividad, lastimosamente en un momento... (eliminados)”, comentó Ramírez.

Al Macho se le preguntó si se le había hecho tarde para incorporar en el once a Campbell y Colindres, y contestó: “Lo que hice, lo pensé siempre en el equipo y fue mi decisión”.

Al final, la Nacional se devuelve al país, luego de despedirse de la cita mundialista.