Selección Nacional

Lo bueno y lo malo de Costa Rica frente a Serbia

Los redactores de deportes La Nación analizan el desempeño de la Tricolor en su debut en la Copa del Mundo Rusia 2018

Fanny Tayver: La portería

Lo bueno: Tener a Keylor Navas en el arco es toda una garantía. Era un partido tranquilo para él. Le contabilizamos un rechazo de puños en el primer tiempo, porque hubo otras acciones en las que intervino, pero los serbios estaban en fuera de juego. En el 49′ el arquero costarricense con muy buenos reflejos se luce con un tapadón.

Lo malo: Lo malo es que se tiene un guardián bajo los tres palos, pero hay que ayudarlo. Es un pecado capital cometer errores innecesarios como una falta muy cerca del área que provoca el tiro libre en el que Serbia anota con su capitán Kolarov. Y ante esa ejecución, Keylor no tenía nada que hacer. El gol no es su culpa.

Steven Oviedo: Los centrales

Lo bueno: La participación de Giancarlo González en la zaga fue impecable, ganando por las alturas y haciendo las coberturas de muy buena manera, nunca cometió un error que complicara a la Selección.

Lo malo: El partido le costó a Óscar Duarte, tuvo que sujetar a sus rivales para poder controlar a los serbios; inclusive le pudieron pitar un penal en contra en la primera jugada del partido.

Juan Diego Villarreal: Los laterales

Lo bueno: Cristian Gamboa se aplicó en la marca por el sector derecho, intentó ir al frente, pero fue controlado por la zaga serbia, mientras que Francisco Calvo apoyó en la marca en los balones aéreos, para lo que fue incluido en la alineación titular.

Lo malo: Gamboa no estuvo claro al frente, no tuvo desequilibrio ni llegada como se esperaba de él. En el caso de Calvo, en el primer tiempo le costó el juego, fue desbordado con facilidad y dio espacios a su marcador. Costa Rica fue nulo por las bandas y el aporte fue insuficiente para inquietar a sus rivales.

Cristian Brenes: Volante defensivos

Lo bueno: Celso Borges y David Guzmán intentaron juntarse y tener buena comunicación para frenar los ataques del rival por el centro. Aportaron sacrificio y dieron una mano a los laterales y los extremos. Además, buscaron dar una salida desde atrás.

Lo malo: La falta de concentración de Guzmán, su distracción y su infracción derivaron en el gol serbio. Guzmán careció de dinámica, profundidad y recuperación. Mientras que Celso no pudo sumar tanto en ofensiva como acostumbra y le costaron las transiciones.

Daniel Jiménez: Los creativos

Lo bueno: Johan Venegas tuvo mucha labor defensiva. En ocasiones se metió a acompañar a David Guzmán y a Celso Borges.

Lo malo: Bryan Ruiz no tuvo su mejor día con la Selección. No contribuyó en transición ni elaboración como nos tiene acostumbrados. Venegas aportó poco o nada en ataque.

José Pablo Alfaro: La ofensiva

Lo bueno: Lo único positivo de Costa Rica en el ataque se produjo en el inicio del partido, cuando Giancarlo González sorprendió al sumarse al ataque y generó dos cabezazos claros de gol.

Lo malo: Nula profundidad de la Sele en el último cuarto de cancha, ni siquiera cuando se tuvo el marcador en contra. El equipo fue demasiado predecible en el eje ofensivo.

Marco Marín: Las variantes

Lo bueno: Con el ingreso de las variantes la Selección Nacional se vio mucho más peligrosa al ataque, en especial con las permutas de Joel Campbell y de Daniel Colindres. A partir de su ingreso, la Sele logró generar un poco más de ofensiva.

Lo malo: Fue muy poco y muy tarde. Si bien la Tricolor generó más peligro a la hora de atacar, no fue suficiente. A Joel le faltó un poco más de fuerza a la hora de chocar contra la defensa serbia y el ingreso de Christian Bolaños pesó muy poco. Bola aportó igual o menos que Johan Venegas, por quien entró de cambio.

Jairo Villegas: Lo que se viene

Lo bueno: Costa Rica no tiene más remedio que arriesgar un poco, así que podría soltar amarras para buscar puntuar en el Mundial.

Lo malo: Es claro que Brasil y Suiza son mejores que Serbia, no perdonan el ataque y tienen defensas sólidas por lo que el panorama de la Tricolor es muy complicado.

Antonio Alfaro: El partido

Lo bueno: Confirmar que Keylor Navas está en su momento. Confirmar que el planteamiento no permitirá devolverse del Mundial con goleadas, como muchos temían. Comprobar, después del gol, que sí se podía atacar más (lo malo es, como muchas veces, tener que verse con el marcador en contra para ser más ofensivos).

Lo malo: Comprobar que un balón perdido sin gracia y una falta hecha a destiempo, pueden originar el tiro libre que echa a perder el buen trabajo defensivo. Ver cómo David Guzmán ensucia su buen juego con esa jugada. Sentir que el rival no era tan fiero. Quedar con esa sensación de que no era imposible un mejor resultado, incluso una victoria. Lamentar la carencia de un atacante en su momento, que marque diferencia en una jugada individual. No digo un Messi ni un Cristiano, simplemente un Wanchope. Desear que Joel Campbell tuviera un poquito más de fuerza (sería la figura). Sospechar que de alguna forma se acabó el sueño, aunque no el Mundial: se perdió contra el rival en teoría más débil del grupo.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.