Más de 15 cámaras cubrieron los cinco minutos que tardaron los futbolistas en ingresar al hotel desde el autobús, mientras 10 aficionados intentaron obtener una foto o un autógrafo, sin lograrlo.

Por: Esteban Valverde 16 julio, 2015
La Selección de México arribó a su hotel, el técnico Miguel Herrera fue el primero en bajarse.
La Selección de México arribó a su hotel, el técnico Miguel Herrera fue el primero en bajarse.

Nueva Jersey, EE. UU.

La llegada del equipo de México a Nueva Jersey causó que se cerrara una calle, además de que llegaran de 15 a 20 cámaras de televisión, entre ellas las principales cadenas deportivas aztecas y de los Estados Unidos como lo son Fox Sports, ESPN, TDN Deportes, TV Azteca y Televisa.

El cuadro mexicano salió del Aeropuerto Internacional de Newark a las 7:20 p. m. (hora local), pero por el tráfico y otras circunstancias llegaron al Hotel Westin hasta las 8 p.m.

En los 40 minutos de espera apenas se acercaron cerca de diez aficionados aztecas en busca de un autógrafo o una fotografía, pero no pudieron ver a sus jugadores.

Primeramente se tenía pensado que los mexicanos llegarían por la parte frontal del hotel, pero al final los metieron al edificio por el costado este, donde cerraron de manera parcial la calle para que el autobús se parqueara y pudieran bajar con comodidad.

El primero en bajar del transporte fue el entrenador Miguel Herrera, quien apuró el paso y no saludó. Los únicos futbolistas que levantaron su mano fueron Javier Hernández, Jonathan dos Santos y Giovanni dos Santos.

La prensa azteca no escondió su disconformidad con la seguridad del hotel, esto porque no permitieron hacer tomas ni fotografías con comodidad.

Al final el alboroto duró cinco minutos, los jugadores entraron al hotel y la calle fue abierta nuevamente. El rival de Costa Rica ya descansa en Nueva Jersey.