Jairo Villegas S.. 10 abril
Keylor Navas y Celso Borges en conferencia de prensa previo al juego amistoso ante Jamaica, disputado en el Estadio Nacional el mes anterior. Foto: Albert Marín.
Keylor Navas y Celso Borges en conferencia de prensa previo al juego amistoso ante Jamaica, disputado en el Estadio Nacional el mes anterior. Foto: Albert Marín.

Los futbolistas de la Selección Nacional Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz presentaron, el 26 de marzo anterior, una querella y una acción civil resarcitoria contra Adrián Gutiérrez, quien fue director de Selecciones Nacionales durante el Mundial Brasil 2014.

El caso de los jugadores lo tramita la firma Facio & Cañas, que por ahora prefiere no revelar más detalles del proceso, como por ejemplo el monto económico que exigen como indemnización ni el supuesto delito que se le achaca a Gutiérrez.

Este hecho se remonta al 31 de octubre del 2018, cuando Gutiérrez dio declaraciones al programa 120 Minutos de Radio Monumental.

“Celso (Borges), Bryan (Ruiz) y Keylor (Navas), el día después de llegar al país tras Brasil 2014, dijeron: ‘Nosotros con Pinto no vamos, si ustedes lo ponen somos capaces de perder los partidos que sean con tal de que lo quiten'”, expresó Gutiérrez.

Según dijo en ese espacio radiofónico, los futbolistas emitieron ese criterio durante una reunión en la que estuvieron el expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol Eduardo Li y el tesorero de ese momento, Rodolfo Villalobos, quien ahora es el jerarca de la Fedefútbol.

Ese mismo día, Villalobos negó que se hayan dado esos comentarios.

A la vez, los futbolistas descalificaron las declaraciones de Gutiérrez, pues las consideraron como “falsas e inaceptables”.

El caso se tramita en el Tribunal Penal del Primer Circuito de San José.

Por su parte, Gutiérrez dijo desconocer sobre la querella.

“Yo simplemente no he tenido ninguna comunicación, yo no sabía, nadie me ha notificado. Tengo que empaparme del documento para poder brindar un criterio y defenderme de la manera que es”, aseguró a La Nación.

Colaboró el periodista Esteban Valverde.