Daniel Jiménez. 21 marzo

El defensor Kendall Waston recuperó la sonrisa luego de los que podrían ser los días más difíciles de su vida.

Su hijo Keysaack presentó un problema de salud en medio de su pretemporada con el Cincinnati de la MLS y pese a todos los diagnósticos, el pequeño salió adelante.

Kendall Waston juega con Joel Campbell durante el entrenamiento de la Selección Nacional en el Proyecto Gol. Fotografía José Cordero
Kendall Waston juega con Joel Campbell durante el entrenamiento de la Selección Nacional en el Proyecto Gol. Fotografía José Cordero

“La verdad que la situación de mi hijo fue muy dura. Cuando yo estaba en pretemporada un día se despertó y no podía caminar, los doctores nos decían que básicamente no podía volver a hacerlo, pero duró solo 10 días”, comentó el espigado zaguero.

Kendall explicó que en el momento la noticia cayó como un balde de agua fría, pero no perdió la fe.

“Usted puede imaginarse qué corre por la mente de uno. Solo le damos gracias a Dios porque no tenemos otra explicación. Los médicos no nos han dado respuesta de lo que sucedió. Para nosotros fue un milagro totalmente palpable”, externó.

Días atrás, su esposa, Priscilla Dobles, hizo pública la situación que estaban viviendo como familia en sus redes sociales.

El pasado 7 de marzo, Dobles contó en Twitter: “Hace unos días mi hijo perdió la habilidad de caminar bien y se los cuento porque tengo mi fe inquebrantable de que lo volveré a ver caminar a la perfección y se los contaré pronto. Mi Dios siempre tiene un plan y mi trabajo es creerle a Él”.

Posteriormente, el 13 de este mismo mes, publicó: “Se los dije verdad. Aquí vengo a contarles que a mi niño hoy le dieron el alta médica y salimos con el corazón agradecido por ver lo que Dios hace”.

Incluso, hace dos días reveló que en el aeropuerto le tenían una silla de ruedas lista, pero se sintió emocionada por no necesitarla en su arribo al país.

Deportivo. Ya en el plano futbolístico, Waston comentó que no es fácil el proceso de estar en un equipo nuevo en la MLS, como lo es el Cincinnati.

“No es nada sencillo sinceramente. El club y jugadores tienen que ir mejorando y acoplándose. Quizás usted ya ha jugado con solo uno o dos compañeros dentro del equipo. Todos somos nuevos. Que un grupo tan grande y en corto tiempo pueda crear una química, es difícil, pero el grupo humano es muy bueno y eso ayuda a ir en buen camino”, expresó.

Waston también habló del nuevo proceso con Gustavo Matosas al frente de la Nacional. Aseguró que la clave es que los nuevos convocados tengan un proceso de acople lo más rápido posible para que el éxito llegue más rápido.

“Siempre es bueno venir a la Sele. La base de años atrás con jugadores de más tiempo ayuda. Aquí la idea es adaptarse lo más pronto a la nueva idea para ser tomado en cuenta”, concluyó Kendall.

El zaguero llega a la Nacional luego de marcar un gol en el triunfo de su club 3-0 el fin de semana pasado ante el Portland Timbers. En dicho encuentro también sonrió el tico Allan Cruz, quien concretó un golazo de taquito.

Tanto Kendall como Allan fueron tomados en cuenta por Matosas para los encuentros frente a Guatemala y Jamaica de este viernes y martes, respectivamente.