Manuel Baltodano. 16 junio
Además de cumplir en su ida y vuelta, como enlace entre la contención y los atacantes, Allan Cruz se dio el lujo de sellar la goleada ante Nicaragua. Foto: Rafael Pacheco
Además de cumplir en su ida y vuelta, como enlace entre la contención y los atacantes, Allan Cruz se dio el lujo de sellar la goleada ante Nicaragua. Foto: Rafael Pacheco

Allan Cruz debutó con la Selección Nacional el 7 de setiembre de 2018 en el partido ante Corea del Sur (2-0) bajo las órdenes del entonces técnico interino Rónald González. Desde entonces, ha acumulado 786 minutos en 11 partidos internacionales, a los 23 años.

Si mantiene el ritmo y regularidad en el cuadro patrio dentro de unos años podría aspirar al récord de Wálter Paté Centeno como el jugador con más partidos con la Sele.

El Paté se retiró de la Tricolor a los 35 años, el 18 de noviembre de 2009, tras caer en el partido de vuelta del repechaje por la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010 ante Uruguay, dejando una marca de 135 apariciones y 24 goles anotados con la camiseta nacional.

Desde el debut de Cruz hasta hoy han pasado nueve meses y ha disputado 11 compromisos, un promedio de 1,22 duelos por mes y —proyectado— de 14,6 por año. Eso implica que, de mantener este ritmo, alcanzaría el récord impuesto por el actual técnico del Deportivo Saprissa, en ocho años y cinco meses, pero lo haría con 31 años y nueve meses de edad, cuatro menos de los que tenía el exmundialista cuando dio un paso al costado en el equipo nacional. Es, obviamente, más fácil calcularlo que lograrlo, pues implicaría no tener lesiones, mantener nivel de Selección, poder acudir a las convocatorias y que el equipo patrio juegue tanto como en los últimos tiempos.

De cumplirse esta premisa, probablemente Cruz rondaría un récord que para entonces estará ya no en manos de Centeno sino de Celso Borges, quien a sus 31 años tiene 120 compromisos, tan solo 15 menos que el Paté. También está al acecho el capitán Bryan Ruiz, quien acumula 119 partidos, si bien a sus 34 años parece poco probable que se mantenga por mucho tiempo codo a codo con Borges. Ambos fueron convocados para la Copa Oro junto a Cruz, por lo que podrían acercarse a la cima del escalafón de partidos con la representación tica.

Antes de Centeno, el poseedor de dicha marca fue Luis Marín, con 126 partidos clase A, acumulados desde 1993 hasta 2009.

Wálter Centeno desplazó a Marín como el jugador con más partidos en la Sele. El Paté cumplirá en el 2020 diez años de estar al frente de ese escalafón. Foto: Archivo
Wálter Centeno desplazó a Marín como el jugador con más partidos en la Sele. El Paté cumplirá en el 2020 diez años de estar al frente de ese escalafón. Foto: Archivo
Posición Jugador Cantidad de partidos
1 Wálter Centeno 135
2 Luis Antonio Marín 126
3 Celso Borges 119
4 Bryan Ruiz 118
5 Rolando Fonseca 110

Cabe aclarar que para lograrlo debe mantener constante su número de partidos actual, pero existen lesiones, suspensiones, ausencias en convocatorias u otros factores que eventualmente podrían prolongar este tiempo o impedir que alcance la cima en este escalafón.

El exjugador Robert Arias ve a Cruz con un gran futuro, tanto en su carrera en clubes como en la Selección Nacional.

“Para mí es de lo mejor que tiene hoy en día el país, creo que ahorita da el salto a Europa y si mantiene el nivel, tiene que estar en la Selección más años”, menciona.

Cruz es de los pocos futbolistas que se ha mantenido constante en convocatorias como una de las caras nuevas tras el Mundial de Rusia. Él, junto con Keysher Fuller, Rándall Leal, Jimmy Marín y hasta Jonathan McDonald, son los más constantes que no integraron la lista de la última cita planetaria; ellos viven una realidad diametralmente opuesta a la que tienen otros como Ian Smith, Rándall Azofeifa, Johnny Acosta, Marco Ureña y Johan Venegas, con quienes Gustavo Matosas prácticamente no ha contado.