25 noviembre, 2002

El olfato de gol y la magnífica visión que lo caracterizaron en su carrera futbolística, son ahora parte de las enseñanzas que Roy Sáenz comparte con los niños, cada semana.

Desde hace 10 años, él es el “profe” de la escuela de futbol que la empresa Lacsa formó para enseñar a jugar a los hijos de sus empleados: una labor que Roy disfruta a cabalidad.

Sáenz llegó a primera división en 1963, con el Nicolás Marín de Barrio México. En 1965 pasó a jugar con el Orión, pero regresó al Barrio un año después.

Militó en la Liga Deportiva Alajuelense de 1969 a 1975 y la Universidad de San Salvador, en 1976.

Con los manudos cosechó dos campeonatos nacionales en 1970 y 1971. Y obtuvo, además, dos títulos de goleo, en 1969 y 1971.

Fue seleccionado de 1965 a 1972, anotó 12 goles en 27 partidos de clase A. Participó en las eliminatorias de Inglaterra 66, México 70 y Alemania 74.

Siguiendo sus raíces caribeñas, jugó con Limón en 1978 y volvió a Barrio México para terminar su carrera deportiva, en 1979.

Tras retirarse desarrolló su carrera como director técnico en la segunda división, donde dirigió a El Carmen, Palmares, Uruguay, La Unión, Curridabat y Puriscal. Salió del banquillo hace cinco años y continuó su labor en la escuela de futbol.

Sáenz está casado, cumplió 58 años y vive en Barrio México. Desde hace dos décadas trabaja como ejecutivo de ventas en la empresa Keith & Ramírez.

No quise ser profesional del futbol, ni depender totalmente de él, porque este es uno de los oficios con más inestabilidad”

Roy Sáenz Acuña

Exfutbolista nacional