Steven Oviedo. 2 febrero

El Super Bowl 52 tendrá uno de los enfrentamientos entre mariscales de campo más disparejo de los últimos años, donde estarán cara a cara Tom Brady de los New England Patriots ante Nick Foles de los Philadelphia Eagles.

Brady es el mejor jugador que la NFL ha visto en su posición y Foles estará en el partido más importante del fútbol americano por la lesión del estelar Carson Wentz.

Tom Brady jugarpa su octavo Super Bowl al frente de los New England Patriots este domingo. (AP Photo/Mark Humphrey)
Tom Brady jugarpa su octavo Super Bowl al frente de los New England Patriots este domingo. (AP Photo/Mark Humphrey)

Probablemente no se veía un duelo tan disparejo en el papel desde la temporada del 2006, cuando en el Super Bowl XLI se midieron Peyton Manning de los Indianapolis Colts ante Rex Grossman, donde el mayor de los hermanos Manning llegaba con mucho más cartel y se llevó el trofeo Vince Lombardi.

Los números de Brady en el Super Bowl son extraordinarios, con triunfo en cinco de las siete veces que ha disputado este partido, superado únicamente por los New York Giants de Eli Manning en el 2007 y 2011.

Las víctimas de Brady iniciaron hace 17 años, cuando venció a los St. Louis Rams en el 2001, luego triunfó ante los Carolina Panthers en el 2003, un año más tarde contra los Philadelphia Eagles, regresó a la victoria en 2014 ante los Seattle Seahawks y el año pasado gestó la remontada más histórica ante los Atlanta Falcons.

Las estadísticas que tiene Brady en la definición por el título son sensacionales: ha lanzado 15 pases de anotación y solo lo han interceptado en cinco ocasiones. Completó 207 de los 309 pases ejecutados, acumula 2.071 yardas por aire, incluidas 466 ante los Falcons el año pasado.

“Estoy bastante tranquilo todo el tiempo. Tengo mis momentos, pero en su mayor parte, he estado en la NFL por mucho tiempo y conozco este juego. El enfoque y la compostura son muy importantes para un mariscal de campo”, explicó Tom Brady a AFP.

A sus 40 años, los récords de Brady abundan, pues su carrera lo ha llevado a ser el mejor y más ganador mariscal de campo de la historia de este deporte: 196 partidos ganados, 88 triunfos como visitante, es el mariscal con mayor edad en lanzar cuatro pases de anotación y el mayor en liderar la liga en yardas por aire.

Ha jugado 35 partidos en postemporada (record de la NFL), logró ganar 26, 10 de ellos de manera consecutiva, cuenta con 63 pases de anotación en postemporada, 9.094 yardas pasando y 831 pases completos en juegos de eliminación.

Tom Brady llevó a los Patriots al título el año pasado ante los Atlanta Falcons. / AFP PHOTO / Timothy A. CLARY
Tom Brady llevó a los Patriots al título el año pasado ante los Atlanta Falcons. / AFP PHOTO / Timothy A. CLARY

Además, ostenta la marca de más pases completos en un Super Bowl (43) y más intentados (62) en la edición del año pasado ante los Atlanta Falcons.

El egresado de la Michigan ha llevado a los New England Patriots a temporadas ganadoras siempre desde el 2001 y solo en las campañas de 2009 y 2010 no logró ganar al menos un partido de postemporada.

Al frente de Tom Brady estará Nick Foles, quien tuvo que asumir las riendas del equipo luego de que le mariscal de segundo año, Carson Wentz, quedara fuera de la temporada por una ruptura de ligamento cruzado de la rodilla derecha.

Tuve que asumir, pero Carson es un tremendo jugador. Creo que es el más valioso de la liga. Estamos en esta posición en gran medida por él. Es fabuloso tenerlo al lado. Ha lidiado con esto (su lesión) de forma maravillosa y no ha dejado de ser un gran líder en nuestro camerino. Cuando repasamos los vídeos de los partidos y todo lo demás, se aprecia que es un jugador extremadamente inteligente, así que escucho todo lo que dice”, detalló Nick Foles.

Nick Foles durante la ronda de práctica de los Philadelphia Eagles de cara al Super Bowl. Hannah Foslien/Getty Images/AFP
Nick Foles durante la ronda de práctica de los Philadelphia Eagles de cara al Super Bowl. Hannah Foslien/Getty Images/AFP

Cuando Foles tenía 12 años, Brady ya había ganado su primer anillo de Super Bowl; cuando debutó, Brady ya había jugado cinco Super Bowls.

El mariscal fue seleccionado en la tercera ronda del draft del 2012 por los Philadelphia Eagles, donde se mantuvo por tres temporadas. Después pasó por los St. Louis Rams y los Kansas City Chiefs, pero volvió este año a los Eagles, con el rol claro de ser suplente.

Foles apenas cuenta con 66 pases de anotación en su carrera, dos menos que los que ha conseguido Brady solo en postemporada; solo cinco en playoffs, donde apenas ha jugado tres partidos y ganó dos de ellos, que fueron esta temporada ante Atlanta Falcons y Minnesota Vikings.

Dentro de los logros destacados de Foles está ser uno de los ocho mariscales de campo que ha lanzado siete pases de anotación en un mismo partido.

Si fuera por mariscales de campo, los New England Patriots tendrían una victoria sencilla este domingo, pero el fútbol americano implica muchas cosas más, por lo que tanto la leyenda como el suplente tienen la opción de salir victoriosos.