Juan Diego Villarreal. 6 abril
Silvia González, Secretaria General del Comité Olímpico Nacional, interpuso un recurso de Amparo para evitar ser castigada. Cortesía
Silvia González, Secretaria General del Comité Olímpico Nacional, interpuso un recurso de Amparo para evitar ser castigada. Cortesía

Una gran pugna se desató en el seno de Comité Olímpico de Costa Rica (CON), luego que la Secretaria General, Silvia González Pinto, insistiera en llegar hasta las últimas consecuencias para escalrecer un supuesto acoso sexual contra una atleta, por parte de un miembro del Comité Olímpico. El presidente Henry Núñez Nájera advierte que la funcionaria ha insistido, incluso públicamente, en un caso sin fundamento, ni pruebas ni denuncia formal.

González incluso interpuso un Recurso de Amparo contra el Comité Ejecutivo del (CON), al asegurar que injustamente le levantaron un procedimiento disciplinario por su denuncia, mientras Núñez insistió que el Comité de Ética ad hoc, de acuerdo con la reglamentación que rige el olimpismo nacional, presentó un informe sobre la forma en cómo la funcionaria ha manejado el tema, el cual debe ser resuelto por los asambleístas o miembros de las Federaciones y Asociaciones este próximo jueves 8 de abril.

El Recurso de Amparo de González se tramitó bajo el número de expediente 21-5395-0007-CO y fue interpuesto el 17 de marzo del 2021, según dio a conocer ella misma. Concretamente lo interpuso en contra de Henry Núñez Nájera, presidente saliente, Alexander Zamora Gómez, actual actual jerarca, la fiscal Rocío Echeverri McClandless y el licenciado Sergio Rivera Jiménez, quien ha fungido como asesor legal del Comité Ejecutivo.

“Todo fue porque yo me enteré que existía un correo (que denunciaba el supuesto acoso)”, señala González, para añadir que supuestamente ese mensaje fue mandado a borrar, porque involucra a un miembro del Ejecutivo. “Le reclamé a don Henry (Núñez) que las cosas las hacía a su manera”, explicó González.

La dirigente cuenta que su afán era conocer la situación real, investigar y comentar con otras personas, para determinar si existió dicho correo, lo cual, asegura, dio pie para que la señalaran.

“Cometí el error de comentárselo a un presidente de una Federación y a Teresita Anchía del Comité Olímpico (Subjefa de Misión en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018), que yo me había enterado que existía ese correo y cuando le llegó la voz a don Henry, lejos de decir que averiguáramos cuál era el correo, o quién lo había dicho, lo que hizo fue irse contra mí, como diciendo que lo que estaba haciendo son hechos muy punibles”, explicó González.

El jerarca del CON aseveró que efectivamente la investigación sobre el caso se abrió el pasado 2 de octubre del 2020, a cargo del Comité de Ética ad hoc, de acuerdo al reglamento del CON, el cual ya comunicó el resultado al Comité Ejecutivo. Este será presentado a la Asamblea General, para conocer su desenlace.

“Este es un tema que llevó la fiscalía, el cual tuvo su debido proceso sobre el supuesto correo en esos términos. Se abrió una investigación preliminar para definir el tema, porque eran acusaciones muy graves, pero el correo no existió, como se demostró al final. Eran acusaciones muy graves de parte de la persona que estaba replicando eso”, afirmó Núñez.

El aún presidente del Comité agregó: “Después de algunos días de investigación, de acuerdo a los Estatutos del CON, el Comité de Ética llamó a varios testigos y buscó las pruebas. Al final se abrió un procedimiento a doña Silvia, quien tuvo un representante en esa comisión (Christian Villegas). El dictamen se elevó al Comité Ejecutivo, del cual no participamos en la votación Alexander (Zamora) y yo, al ser llamados como testigos. Doña Silvia tampoco participó al ser parte del proceso”.

González considera que las pesquisas realizadas por la Comisión de Ética en ningún momento investigaron la existencia del correo o no y, por el contrario, siempre trataron de probar su error al comentar dicha situación y por ello castigarla.

El Castigo. Mientras tanto, Henry Núñez indicó que será la Asamblea General la que determine el futuro de González, cuyo período termina en julio próximo, cuando Alexander Zamora asuma el mando del CON.

“La Comisión de Ética es la que recomendará el castigo, dependiendo de los atenuantes y los agravantes de la acusación que se dio y de la cual se probó no existió. Como dije antes, es una acusación muy grave, por los hechos que al final no se comprobaron y por el contrario, se pudo determinar que no existieron y más grave aún es que esa persona los estuviera replicando”, reiteró Núñez.

González añadió que ella nunca hizo una denuncia formal, pues apenas estaba investigando por su cuenta lo sucedido y tratando de dar con los implicados antes de plantearlo al Comité Ejecutivo, por lo que sería injusto un castigo de dos años por eso, como según dice le han informado.

“Nunca llegué a hacer una denuncia, yo estaba en el proceso de investigación y le hice el comentario a Tere Anchía y a don Martín Faba. Eso fue suficiente para que don Henry en una reunión de Junta Directiva dijera: ¿qué vamos a hacer con esta señora y lo que está diciendo?, refiriéndose a mí”, acotó González

Añadió: “Lamentablemente no vi el correo (con la supuesta denuncia del acoso), pero me llegó la noticia por medio del encargado de cómputo, a quien supuestamente mandaron a borrar el correo, donde inculpaba a una persona del Comité Olímpico por un supuesto abuso. No vi ese correo y por esa razón no hice la denuncia, ni en su momento fui a la prensa y solo lo conversé con dos personas, pero fue suficiente para señalarme”.

Núñez negó la existencia del correo y también que lo hubiese mandado a borrar.

“Le puedo asegurar al 100 por ciento que nunca ha existido un correo en esos términos: jamás y eso fue lo que la fiscalía y la Comisión de Ética investigaron y se demostró que había una falta grave. Si hubiera existido era algo muy serio y nosotros tenemos un reglamento contra el acoso sexual que no es permisivo, pero igualmente grave es el realizar una afirmación de este tipo y por eso es justamente el procedimiento que se abrió y se está elevando a la Asamblea general“, dijo Núñez.

El exatleta olímpico aseveró: “Yo le puedo garantizar que no ha existido ningún correo en estos términos y menos contra un miembro del Comité Ejecutivo del CON. Asegurar que mandé a borrarlo (el correo) no es cierto y ese testigo está mintiendo. Ya hay un acuerdo del Ejecutivo de abrirle una denuncia penal a la persona que se atrevió a decirlo”.