Otros deportes

¿Qué implica para el deporte tico la ausencia de un ministro?

En las tres últimas administraciones desfilaron ocho jerarcas en una cartera que no tiene un presupuesto asignado y cuyas obligaciones son muy limitadas

La nueva administración del Presidente de la República, Rodrigo Chaves, prescindió del nombramiento de un ministro de Deportes, caso contrario a los tres mandatarios anteriores, que en los últimos 12 años designaron a ocho jerarcas en la cartera.

Así lo dio a conocer en conferencia de prensa el pasado 3 de mayo, cuando reveló los nombres de las últimas figuras que se incorporaron a su equipo de gobierno. Además expuso las razones por las cuales no tiene contemplado nombrar un jerarca de Deportes y está a la espera para decidir el siguiente paso.

Pero, ¿qué tan determinante será para el deporte costarricense no contar con esta figura política en el Consejo Nacional de Deportes?

En realidad el papel del ministro de Deportes es presidir las reuniones del Consejo y dar a conocer los alcances de las mismas en el Consejo de Gobierno, que en esta administración se realizan los miércoles en Casa Presidencial.

Es el director nacional del Icoder el que ejecuta los acuerdos tomados por el Consejo de Deportes y todo lo concerniente al deporte tico, como lo son becas, Juegos Deportivos Nacionales, funcionamiento del parques recreativos y construcción de infraestructura deportiva.

La actual directora nacional del Icoder, Alba Quesada, indicó que prescindir de un ministro no tendría mayores repercusiones, por lo que incluso respalda la decisión del mandatario. Además explicó que se debe hacer un análisis exhaustivo de la labor de los anteriores ministros.

En las administraciones de Laura Chinchilla, Luis Guillermo Solís y Carlos Alvarado desfilaron en el puesto Guiselle Goyenaga, Carlos Ricardo Benavides, William Todd, Francisco Marín, William Corrales, Carolina Mauri, Hernán Solano y Karla Alemán.

Ellos se desempeñaron como una figura política, ante los medios de comunicación y el público en general.

Ante este panorama, el presidente Rodrigo Chaves externó su criterio y está a la espera de la elección del nuevo director nacional del Icoder, antes del 31 de mayo. Una vez que termine su gestión Alba Quesada, Chaves tomaría una determinación, aunque estaría lejos de nombrar a un ministro.

“Hay un proceso de selección de la directora o director del Icoder, que ya empezó y está regulado por ley. Entonces muy respetuosos de los procesos y estamos esperando a ver quién sale elegido o elegida, para ver si hace falta nominar o postular a un ministro o ministra, que además no tiene cartera y no tiene una línea presupuestal para pagarle”, comentó Chaves.

“A don Hernán (Solano), el antiguo ministro de Deportes y a doña Karla (Alemán) le tenían que pagar con el presupuesto de otro ministerio, porque el de Deportes no tiene presupuesto, no tiene carros, no tiene viáticos, no tiene nada. Entonces de manera prudente y deliberada decidimos esperar a ver, porque la ‘Magalena no está para tafetanes’. quien sale de ese proceso que se da institucionalmente, para tomar una decisión”, agregó.

Sin ministro qué procede

Al no nombrarse un ministro de Deportes, se aplica la Ley 7.800 en su artículo 8, donde especifica que la actual ministra de Salud, Joselyn Chacón Madrigal, será la presidenta del Consejo de Deportes o bien designará a uno de sus viceministros (Alexei Carrillo o Daily Carolina Gallo) en ese puesto, por lo que Salud tendrá dos representantes.

Asimismo, la ministra de Educación, Katherine Müller Marín, o bien uno de sus viceministros (María del Rocío Solís o José Leonardo Sánchez) también deben formar parte del Consejo de Deportes. En total tres miembros del Gobierno deben estar presentes en el ente que está al frente del deporte tico.

El resto del Consejo de Deportes lo conforman un representante del Comité Olímpico, uno del Comité Paralímpico, un miembro de las Federaciones Deportivas, uno de los Comités de Deporte, un representante de la Universidades y uno de las organizaciones de Atletas con Discapacidad.

Hacer bien su trabajo

Precisamente Alba Quesada, directora nacional del Icoder, explicó que no ve ningún perjuicio que no se nombrara un jerarca al frente del deporte nacional, incluso recordó que un viceministro de Salud presidió el Consejo de Deportes, como fue el caso de Osvaldo Pandolfo.

“No veo qué tipo de repercusiones podría tener el deporte nacional porque no se nombre un ministro de Deportes sin cartera. Por el contrario, respaldo la decisión del Presidente de la República. Lo que es claro es que tiene que haber un Consejo de Deportes funcionando”, comentó Quesada.

“En este momento se debe completar el quórum estructural, que será integrado por la señora ministra de Salud, uno de sus viceministro así como un viceministro de Educación, que es lo que se necesita para que el deporte siga caminando. Para eso las autoridades una vez nombradas, y en el tiempo que dispongan, continuará trabajando como lo ha venido haciendo a través de los años”, agregó.

La funcionaria aseguró que se debe tener claro si los anteriores ministros hicieron bien su trabajo tal y como les correspondía, porque su única función es presidir el Consejo de Deportes.

“En un puesto como este, el solo hecho de poder asistir al Consejo de Gobierno le da la posibilidad a su representante de lograr grandes cosas para el deporte, porque allí se reúne todo el Poder Ejecutivo. Pero allí se debe coordinar las agendas, no mi agenda, sino la de todos y que vaya de acuerdo con la política que en este caso tiene el gobierno para trabajar durante los próximos cuatro años”, dijo Quesada.

“Debe ser un trabajo vinculado, no se puede seguir como hemos venido hasta ahora donde cada quien hace esfuerzos aislados y los resultados no son los que el pueblo de Costa Rica espera. Yo esperaría que con las nuevas autoridades, con un nuevo rumbo, los resultados sean aún mejores de los que se han venido dando”, manifestó.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.