Fanny Tayver Marín. 23 septiembre
Carlos Muñoz disfruta de las consistentes olas de Playa Hermosa. Fotografía: Esteban Delgado
Carlos Muñoz disfruta de las consistentes olas de Playa Hermosa. Fotografía: Esteban Delgado

Luego de una reñida competencia en la que participaron las mejores olas de todos los continentes, Playa Hermosa de Garabito fue designada como la más reciente Reserva Mundial de Surf (WSR, en inglés) por la organización sin fines de lucro Save the Waves Coalition (STWC).

Además del reconocimiento internacional, el objetivo de este premio es preservar y potenciar los atributos ambientales, culturales, económicos y comunitarios característicos de la zona.

El ‘Estadio Nacional’ del surf tico será la primera Reserva Mundial de Surf en Centroamérica y la undécima a nivel global.

“Playa Hermosa era un candidato perfecto para la designación de WSR. Con su increíble biodiversidad y atributos ambientales, así como una clara visión de conservación para el futuro, este ecosistema de surf es muy merecedor del título. Esta también es una elección muy emocionante para el programa, ya que será la primera Reserva Mundial de Surf en América Central”, expresó el director ejecutivo de Save The Waves Coalition, Nik Strong-Cvetich.

La organización finalmente añade que como país, Costa Rica es un modelo de desarrollo sostenible que ha priorizado la conservación de los recursos naturales, convirtiéndolo en un destino favorito para los surfistas viajeros que vienen a disfrutar de la naturaleza y cálida cultura.

Todos estos elementos pesaron para que Playa Hermosa se una a la prestigiosa lista de Reservas Mundiales junto a Malibú, California; Ericeira, Portugal; Manly Beach, Australia; Santa Cruz, California; Huanchaco, Perú; Bahía Todos Santos, Baja California, México; Punta de Lobos, Chile; Gold Coast Australia; Guarda do Embaú, Brasil y Noosa Heads, Australia.

Hermosa es uno de los sitios más visitados para observar y practicar surf en todo el país y se busca alcanzar un balance armonioso entre el deporte, el desarrollo y la conservación del medio ambiente, para que sea replicado en otras playas del país.

Orgullo. “Playa Hermosa ha sido el campo de entrenamiento y competición para muchas generaciones de surfistas y es un ícono de la escena del surf nacional y mundial. Esta designación no solo aumentará su prestigio, sino que en el plan de acción está la protección definitiva de las olas y el mejoramiento de los servicios para los visitantes y la protección de su ecosistema”, apuntó el presidente de Federación de Surf de Costa Rica, Randall Chaves.

Por su parte, el director ejecutivo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), Carlos Manuel Rodríguez, señaló: “Costa Rica está encantado de haber recibido el honor de la designación de Reserva Mundial de Surf en Playa Hermosa. Este ecosistema y comunidad de surf es un modelo fantástico para la conservación costera y esta designación ayudará a impulsar otros esfuerzos en todo el país para proteger nuestras olas y costa”.

Turismo y ambiente. Datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) indican que el 17% de los turistas que visitaron el país por la vía aérea en el período 2017-2019 realizaron la práctica del surf y el 72% efectuó actividades relacionadas con sol y playa, lo que revela el posicionamiento de Costa Rica como un destino apto para el surfing y con playas reconocidas en el ámbito internacional.

La ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, explicó que la salud de los ecosistemas costeros es esencial para el bienestar de las personas y la naturaleza.

“En Costa Rica hemos visto que la protección costera funciona para darle un respiro a las especies que viven ahí, para que las comunidades tengan ingresos adicionales y para la salud física y mental de cada costarricense”, comentó Meza.

Además, indicó: “La designación de Playa Hermosa de Garabito como la próxima Reserva Mundial de Surf nos honra y nos permitirá potenciar los beneficios ambientales y económicos de este deporte en la zona”.

Retos. Ser una Reserva Mundial de Surf conlleva compromiso y trabajo. Es una iniciativa para conservar y potenciar lo que ya existe y solucionar lo que debe mejorarse.

Para lograr esto, un comité local está encargado de identificar las amenazas y oportunidades, diseñar y ejecutar un plan de acción.

Dicho comité tiene una conformación acorde con las necesidades, representado por miembros de la Municipalidad de Garabito, el SINAC, MINAE, la Asociación de Vecinos, organizaciones conservacionistas, empresarios y surfistas locales.

Entre los temas a tratar está la seguridad, la instalación de servicios que beneficien al usuario, el embellecimiento de las zonas públicas, garantizar el acceso a la playa, planificación urbana sostenible, reforzar la capacidad de control y vigilancia del refugio, mitigación de la erosión y otros efectos del cambio climático y la reactivación de la economía local.

Laura Zumbado, líder del comité local, destacó que el equipo con alianzas locales, nacionales e internacionales trabajará para que las futuras generaciones disfruten de la calidad de esta ola.

“Esta es una gran oportunidad para que la comunidad pueda potenciar los beneficios que se obtienen de nuestras olas y ser modelo en urbanismo sostenible costero”, dijo Zumbado.