Juan Diego Villarreal. 4 febrero
Jimena Ruíz Rojas compitió hace dos semanas en la primera fecha del Circuito Nacional de Surf, en la modalidad adaptado, en Dominical, Osa, Puntarenas, donde clasificó a semifinales. Fotografía. Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine
Jimena Ruíz Rojas compitió hace dos semanas en la primera fecha del Circuito Nacional de Surf, en la modalidad adaptado, en Dominical, Osa, Puntarenas, donde clasificó a semifinales. Fotografía. Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine

La fuerza del oleaje de Playa Guiones, en Nosara, Guanacaste, le jugó una mala pasada a la pequeña Jimena Ruiz Rojas, quien a sus 13 años sueña con representar a Costa Rica en el próximo Mundial de Surfing Adaptado, que se realizará entre el 11 y 15 de marzo en la Jolla, California, Estados Unidos.

Mientras entrenaba el jueves pasado para el evento, Jimena perdió la prótesis de la pierna izquierda en el mar, al caer de su tabla.

El susto para la niña fue mayúsculo y aunque no es la primera vez que le sucede, la cercanía con el Mundial le preocupa, pues desde que sucedió el incidente no ha podido entrenar junto a sus compañeros de Selección, quienes buscan en conjunto el financiamiento para el combinado patrio que lo integran 11 atletas, más siete entrenadores y asistentes.

Selección de Surf Adaptado busca financiamiento para asistir al Mundial

No obstante, la pequeña no se desanima, pues siempre ha tenido que remar contra corriente, al igual que cada vez que toma la tabla y se desliza a tomar las olas para surfear.

Jimena nació con una malformación en la pierna izquierda, por lo que tuvieron que amputársela a la altura de la rodillas.

Feliz en el agua. Eso no le ha impedido ser una chiquilla muy activa, que aprendió a domar el oleaje desde los cinco años junto a su papá Herberth Ruiz Ríos y su mamá Maricruz Rojas Espinoza, quienes le han inculcado la pasión por el deporte y la naturaleza.

“Ella trae el surf en la sangre, en el agua es una niña feliz. Al principio no la dejábamos sola porque en esta zona de playa Guiones el mar es muy bravo, no es fácil y la cuidamos mucho. Siempre ha sido muy activa y dedicada al estudio y el deporte”, comentó su madre.

Con 13 años de edad, Jimena Ruiz sería la segunda mujer que compita por Costa Rica en un Mundial de Surf Adaptado. Fotografía: Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine
Con 13 años de edad, Jimena Ruiz sería la segunda mujer que compita por Costa Rica en un Mundial de Surf Adaptado. Fotografía: Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine

La orgullosa mamá contó que Jimena recibió ayuda de Edunámica, una organización educativa no gubernamental, para sufragar los costos de su pasaporte y visa, así como para viajar a los Estados Unidos. También para reparar parte de la prótesis, que con el tiempo se había desgastado por el uso.

“Ella está muy fuerte de ánimo. Jimena quiere ir al Mundial con sus compañeros y de momento asiste en muletas a clases, en la escuela Del Mar Academy. Tenemos mucha fe en Dios que la prótesis aparezca como la última vez, aunque es difícil porque la primera vez se había perdido en una playa pequeña y de poca corriente, mientras donde se le perdió ahora tiene más corrientes”, dijo Rojas.

Seleccionados de Surf Adaptado participaron en el Circuito Nacional

De momento, su progenitora está a la espera de obtener una cita para saber si mediante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pueden adquirir otra prótesis o sin deberán comprarle una nueva a Jimena, que ronda los $1.000 (579.000).

“Mi esposo da clases de surf y yo a veces ayudo en otro lugar dando clases también. En estos días estamos viajando en autobús hasta Nicoya para que ella aprenda a nadar mejor y hablamos con un gimnasio para que pueda mejorar en la parte física. Mi hija llegó a semifinales en la primer fecha del Circuito Nacional de Surf Adaptado y pone mucho esfuerzo en cada competencia”, afirmó la mamá, quien admitió que son una familia humilde.

Jimena Ruiz Rojas aprendió a surfear con sus padres en Playa Guiones, en Nosara, Guanacaste. Fotografía: Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine
Jimena Ruiz Rojas aprendió a surfear con sus padres en Playa Guiones, en Nosara, Guanacaste. Fotografía: Fabián Sánchez/Surfing Nation Magazine

Mundial a la vista. Lois Solano, quien es fotógrafa y redactora de la revista especializada Surfing Nation Magazine, así como vocera de la Selección de Surf Adaptado, comentó que buscan el contenido económico para el financiamiento de la Selección, que consta de 11 atletas y siete entrenadores y asistentes.

“En diciembre nos avisaron que el Mundial sería en marzo, por lo que hemos trabajado intensamente para obtener los recursos para el viaje. No es solo Jimena, quien haría historia al ser la segunda mujer tica en competir en el Mundial después de Natalia Vindas, sino también un grupo de atletas que se esfuerza mucho para cumplir con sus objetivos”, aseguró Solano.

El monto aproximado que debe cubrir el seleccionado es de $40.000 (¢23 millones), pues no solo es para los surfistas, sino también para los asistentes que deben ayudar a los atletas a ingresar al mar y estar al pendiente en las competencias.

“Tenemos poco más de un mes para recaudar el dinero. En el pasado otras entidades nos colaboraron y confiamos que en está nueva oportunidad lo podremos hacer. Ellos son Los hijos de lo imposible, nunca se dan por vencidos y sé que vamos a lograrlo. Las personas que deseen ayudarnos pueden ingresar a la dirección https://www.surfadaptadocr.org/donate”, agregó Solano.