Otros deportes

Medvedev impide el momento más glorioso de Djokovic

Cuando Djokovic se disponía a llevarse los cuatro Grand Slam del año después de ganar en Australia, Roland Garros y Wimbledon. Cuando el número uno del mundo parecía tener todo para convertirse en el más ganador de la historia y dejar un peldaño abajo a Roger Federer y Rafael Nadal. Cuando parecía no haber jugador en el planeta capaz de ganarle. Apareció Medvedev.

Contra todos los pronósticos, el tenista ruso se llevó la final del US Open en tres sets corridos, con parciales de 6-4, 6-4 y 6-4. Aplicando un tenis casi impecable, que el serbio nunca pudo descifrar, Medvedev ganó su primer título grande.

El ruso ya había fracasado en un intento de ganar el gran torneo de Estados Unidos, ante Nadal en 2019, en un partido en el que tuvo que venir de menos a más y se extendió a cinco sets.

Esta vez, en cambio, siempre comandó en las acciones y solo dio una oportunidad a las dudas, cuando sacaba para partido con el marcador 5 a 2 y no pudo sostener su saque, incluyendo una doble falta.

En su próximo turno al saque. Por más que lo abuchearon los seguidores de Djokovic cada vez que se disponía a sacar, a lo mejor influyendo para una doble falta más, Medvedev supo soportar el momento dramático e impidió el momento más glorioso de Nole.

Con su vitrina llena de trofeos de Grand Slam, Djokovic se disponía a superar los 20 títulos de Roger Federer y Rafael Nadal, dos grandes ausentes, aquejados por las lesiones, en lo que parece ser la recta final de sus carreras. El más joven del llamado ‘Big Three’, con 34 años, uno menos que Nadal y seis menos que Federer, estaba ante su gran oportunidad.