Otros deportes

Kenneth Tencio aún siente la adrenalina por poner a miles de ticos de cabeza

Aunque está contento, el brumoso afirma que debe trabajar la fortaleza mental. Dice que si tuviera otra oportunidad, arriesgaría con trucos de mayor dificultad que sabe hacer

Kenneth Tencio llegó a Tokio con la ilusión de trascender, hacer historia, disfrutar y vivir un sueño por el que ha trabajado desde hace años.

Las horas pasan y con justa razón la adrenalina no se le baja al tico que rozó el podio y que finalizó como el cuarto mejor competidor del BMX freestyle en el estreno de este deporte en Juegos Olímpicos.

“Todavía no estoy calmo, ni sereno, todavía estoy muy exaltado. He visto todo lo que está pasando, he recibido montones de mensajes y la verdad que estoy muy contento. De verdad que la emoción todavía se siente, siento como si estuviese terminando la ronda de competencia”, manifestó el rider brumoso en una conferencia virtual organizada por el Comité Olímpico Nacional.

Hoy siente muchas ansias por regresar a casa.

“Al final no hubo medalla, pero ver a los costarricenses tan unidos, todos celebrando, ver todos estos mensajes, siento que en gran parte mi mensaje y mi objetivo se ha cumplido de muchas maneras”.

Uno de sus propósitos siempre ha sido inspirar, tratar de demostrar que los sueños se pueden lograr y que a pesar de que Costa Rica es un país pequeño, tiene mucho potencial.

Desde esa perspectiva, no tiene dudas y lo emociona decir: “Mi misión se ha cumplido”.

Tencio sabe muy bien lo que quiere, siguiendo los pasos de su gran amigo venezolano Daniel Dhers, quien con 36 años se dejó la presea de plata en Tokio.

Ya el tiempo dirá hasta dónde le llega la cuerda, pero al menos en esta disciplina la edad no es ningún impedimento y hoy se ve con la aspiración de representar al país en los Juegos Olímpicos París 2024 y Los Ángeles 2028.

“Esto va a ser experiencia para lo que viene. Esto es el inicio de una carrera olímpica. El tiempo lo dirá. La verdad es que sí siento que estoy a la mitad de mi carrera. Llevo 16 años practicando este deporte y me veo todavía a muy largo plazo”, apuntó.

Abrazo inolvidable

El australiano y número uno del ranquin mundial, Logan Martin se dejó el oro con una nota de 93.30, Daniel Dhers obtuvo la plata con 92.05 y el británico Declan Brooks fue bronce con 90.80. Tencio terminó cuarto, con una calificación de 90.50.

Ante esos números, La Nación le preguntó al costarricense qué le dijo el venezolano al verlo tan cerca de una medalla y qué significó para él saber que ese hombre que tanto lo ha ayudado estuviese en el podio.

“Nos abrazamos con todo el amor de este mundo porque la verdad que él ha sido como un padre para mí. En cierta parte él me ha ayudado mucho en todo el proceso y yo sé que en cierta parte el entrenar conmigo le ha devuelto a él también mucha buena energía”, respondió Tencio.

Recordó que se hicieron amigos desde la primera vez que se conocieron, en el 2012, porque compartían la misma ‘locura’.

“Yo sé que él está muy contento porque él me lo decía antes del evento, de ver que muchas de las personas que estaban ahí, en gran parte, él había sido parte de ese proceso”.

Tencio tenía una mezcla de sentimientos encontrados, porque sabía que su posición era histórica, pero en el fondo es consciente de que pudo ser mejor aún.

“Él estaba ahí y que yo estuve cerca de estar con él en el podio, pero muy contento de verdad que él sea la persona que está ahí. De mi parte voy a seguir dándolo todo para seguir sus pasos también. Me ha ayudado mucho en todo el proceso y muy contentos”.

A trabajar la mente

Al consultársele qué tiene que mejorar pensando en París 2024, Tencio responde de forma directa.

“Tengo que trabajar un poco más en la parte mental, yo siento que en realidad me sentía muy bien, estaba tranquilo, pero por otra parte yo sé que tengo mejores trucos”.

Con mucha sinceridad, Tencio explicó que muchos de los trucos que hizo él los sabe ejecutar con una rotación mejor o con más giros del manubrio soltando las manos.

“Son trucos que practiqué y los hice una y otra vez, cientos de veces, todos los días, estuviera cansado o no. Pero ya estando acá en competencia es difícil tomar esos riesgos y yo sentía que igual la ronda que tenía era una ronda que me podía dar medalla”.

Quizás, sin quererlo, de cierta manera buscaba protegerse de no cometer un error, no porque dudara de su capacidad, sino porque todos los rivales son élite.

“Si me pongo a analizar mi ronda y tuviera una siguiente oportunidad, les juro que podría dar mucho más, pero bueno, es difícil, en un momento que hay tantas cosas que están pasando, hay tantas variables que uno simplemente lo que trata es de mantenerse y poder hacer la ronda bien”.

Eso lo lleva a pensar en que hay cosas que se salen de sus manos.

“Ojalá tuviéramos la oportunidad de tener otro parque en Costa Rica que no fuera solo el mío, porque ellos tienen otros parques en los que practican y pueden hacer sus trucos en diferentes rampas”.

Indicó que él puede hacer 100 veces los trucos, pero en la misma rampa, siempre igual.

“Obviamente al llegar acá uno tiene que ajustarse a las rampas y tal vez ellos al tener diferentes circuitos cerca eso les ayuda mucho”.

Ese es un tema del que habló con el medallista de oro, porque Tencio le preguntó que si iba a techar su parque porque a veces llovía bastante.

“Me decía que no lo veía necesario, porque alrededor de 10 millas tiene como tres o cuatro parques que frecuenta y tiene opciones, lugares distintos para prepararse”.

Estando en los Juegos Olímpicos, Tencio se percató de otra situación que necesita corregir.

“Noté que mi parque es suficiente, pero es pequeño y en estos parques hay que pedalear. En mi parque yo no pedaleo. Es una de las cosas que voy a tener que trabajar, empezar a pedalear, hacer esprints de camino a mi parque para seguir teniendo esa sensación”.

Dijo que eso fue algo que le pasó factura en estos días, porque sentía que le dolía la espalda y se le cargaban las piernas y estaba inquieto, porque en las prácticas ni siquiera estaba haciendo sus trucos pesados para que le ocurriera eso.

“Llegué a la conclusión de que es que normalmente yo en mi parque no pedaleo. Es uno de los ajustes que habrá que hacer, pero vamos por un buen camino, hicimos un gran trabajo y para 2024 vamos por más”.

Como el referente del BMX freestyle de Costa Rica, Kenneth Tencio augura un futuro importante para esta disciplina, que logró atrapar las miradas de todo un país.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.