Harold Leandro C.. 15 septiembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

El Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) falló en el proceso de licitación para arreglar el techo del Gimnasio Nacional, una de las sedes de los Juegos Centroamericanos San José 2013, del 3 al 16 de marzo.

Así lo evidenció la Contraloría General de la República en el oficio DCA-2070, firmado por Marco Vinicio Alvarado y Óscar Castro, gerente asociado y abogado fiscalizador del ente regulador.

El caso arrancó el pasado 29 de mayo, cuando se autorizó la contratación directa de la obra, para lo cual el Icoder contrató a la empresa Miguel Cruz & Asociado Ltda. para que hiciera el cartel licitatorio.

Una vez hecho el documento las empresas oferentes hicieron ver que el cartel estaba mal diseñado.

Según el documento, “debido a un error material de la empresa consultora contratada (Miguel Cruz & Asociado Ltda.) por el Icoder para elaborar (el cartel), existe una diferencia entre las especificaciones técnicas y los planos constructivos del proyecto”.

Ante ello, el Icoder solicita un nuevo proceso licitatorio, al cual accede la Contraloría debido a la urgencia de la obra para los Centroamericanos, pero le llamó la atención al Icoder por el error.

Además, le indica que no le autorizará más dinero para la gestión y que si hay un nuevo fallo, no le haría una nueva prórroga.

Ayer se trató de tener la versión de Alba Quesada, directora del Icoder, pero por medio del periodista Marvin Hidalgo indicó que está indispuesta y que no daría declaraciones sino hasta el lunes.

Acepta error. El arquitecto Miguel Cruz, representante de la empresa Miguel Cruz & Asociado Ltda, aceptó que hubo un error en el cartel hecho por esa compañía.

No obstante, negó que se tratara de un fallo en las especificaciones técnicas y los planos constructivos que hizo su empresa, sino un error de cálculo por parte de encargado del presupuesto de su firma.

“En el cartel se indicó que se necesitaba una cantidad de perling y en la realidad era el doble”, afirmó.

“Se hizo el ajuste y me quedé esperando qué pasaba y no me han dicho si adjudicaron de nuevo la obra o qué pasó con el asunto”.