Fiorella Masís. 11 abril, 2014

Redacción

La heptatlonista costarricense Ana María Porras deberá ser operada este domingo de un daño en los ligamentos de su tobillo izquierdo.

El diagnostico efectuado el jueves determinó que la atleta no presentaba fractura, pero es necesaria la cirugía.

"El tobillo muestra signos de inestabilidad por lo que es necesario realizar una reparación quirúrgica de los ligamentos del mismo", manifestó el doctor José Pablo Muñoz, quien atendió a Porras en la Clínica Bíblica.

La operación, que corre por cuenta del Comité Olímpico Nacional (CON), se realizará en ese mismo centro médico.

Ana María Porras descansó este viernes en espera de la operación del domingo.
Ana María Porras descansó este viernes en espera de la operación del domingo.

La rehabilitación de la heptatlonista será igualmente planificada por la Comisión Médica del CON, en procura de que este al 100% para los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz.

"La primera etapa es recuperar arcos de movilidad y fuerza muscular, luego adaptar a sus capacidades de antes: fuerza, estabilidad, equilibrio, confianza, lo que hará mediante ejercicios en piscina, terapia manual y ayuda de equipos de última tecnología que posemos en el CON" destacó el fisioterapeuta Julio Granados.

Porras se lesionó la mañana del jueves durante su participación en los Juegos Universitarios Centroamericanos, en Nicaragua.