Juan Diego Villarreal. 1 febrero
Hanna Gabriel muestra orgullosa su cinturón de campeona del mundo de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). La nacional firmó este viernes con la promotora DiBella Entertainment, un contrato por tres años. Fotografía: Jeffrey Zamora
Hanna Gabriel muestra orgullosa su cinturón de campeona del mundo de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). La nacional firmó este viernes con la promotora DiBella Entertainment, un contrato por tres años. Fotografía: Jeffrey Zamora

Hanna Gabriel no puede ocultar su sonrisa cuando este viernes anunció su firma con la promotora DiBella Entertainment, con la cual estará ligada por los próximos tres años de su carrera deportiva.

Para la pugilista nacional, lo mejor está por venir. Posiblemente está a las puertas del contrato de su vida, pues afirmó que pese a lo que piensa la gente, está muy lejos de haber ganado mucho dinero en las peleas que ha disputado por título mundial.

Hanna Gabriel venció a la australiana Sarah Dwyer

Su última defensa del cetro de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), ante la australiana Sarah Dwyer, el sábado en Managua, Nicaragua, fue un paso más en su afán de continuar con una carrera fructífera, donde no solo debió agarrarse a golpes con las oponentes, sino que a través de su vida, cuando tuvo que enfrentar una y mil adversidades para llegar a donde está.

Acostumbrados a escuchar las exorbitantes cantidades de millones de dólares que ganan por sus bolsas boxeadores como Floyd Mayweather Jr. O Manny Pacquiao, algunos aficionados al deporte de los guantes reglamentados han externado la curiosidad o bien especulado los montos que ha llegado a ganar Gabriel y por tal razón se le consultó. No obstante su respuesta fue tajante.

Hanna Gabriel retuvo su título mundial de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al derrotar por decisión unánime a la australiana Sarah Dwyer, en Managua, Nicaragua, el sábado pasado. Fotografía: Bismark Picado
Hanna Gabriel retuvo su título mundial de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al derrotar por decisión unánime a la australiana Sarah Dwyer, en Managua, Nicaragua, el sábado pasado. Fotografía: Bismark Picado

“¿Millonaria?”, para nada. El boxeo femenino no paga tan bien como el masculino, son montos bajos”, aseguró Gabriel ante la pregunta si había hecho dinero mediante el boxeo.

“No me he hecho millonaria con las peleas, pero estar vigente me ayudó a explotar otras plataformas como poder impartir charlas motivacionales en empresas, dar clases en gimnasios y ser la cara de algunas empresas. Tanto mi esposo Bryan (Tiquito Vásquez) como yo tenemos gastos como todas las personas e incluso aún estamos pagando nuestra casa”, enfatizó la pugilista.

Hanna agradeció a las marcas que en el pasado le han apoyado para una u otra pelea, o quienes la patrocinaron para un evento determinado; no obstante, agregó que comprende que los tiempos cambian y ya no es tan fácil para los atletas de alto rendimiento encontrar patrocinadores fuertes.

“Creo que a veces hay que tener un poquito de malicia para observar bien las cosas. Soy una persona que le gusta ayudar a la comunidad y si tuviera realmente dinero, hace años habría construido un centro deportivo de boxeo, para traer atletas de todo el país para que entrenaran o bien habría ayudado en obras de bien social. Dinero no tenemos como la gente piensa, pero sí voluntad para trabajar”, aseguró Gabriel.

La Amazona, sobrenombre de guerra que utiliza cada vez que sube al ring, reiteró que el boxeo no les ha resuelto la vida ni a ella ni a su esposo, por lo que deben trabajar para mantenerse, pagar cuentas e incluso otros gastos personales o bien de sus entrenamientos.

Hanna Gabriel es entrenada por su esposo Bryan 'Tiquito' Vásquez, además de Pedro González, quienes la preparan para los combates. Fotografía: Jeffrey Zamora
Hanna Gabriel es entrenada por su esposo Bryan 'Tiquito' Vásquez, además de Pedro González, quienes la preparan para los combates. Fotografía: Jeffrey Zamora

“Algunas personas me han dicho que por qué no reclamo el Premio Claudia Poll por ser campeona del mundo. La verdad no quiero un montón de energía negativa a mi alrededor. Desde mi trinchera estamos trabajando, tratando de hacer un cambio. Damos clases en el gimnasio del cantón de Mora a adultos y jóvenes y seguimos para adelante”, reiteró Gabriel.

Ahora su próximo proyecto es pelear en el mítico Madison Square Garden en Nueva York, Estados Unidos, a mediados de marzo, bajo el contrato de Dibella Entertainment y su apoderado Lou Dibella.

Lo mejor del combate entre Hanna Gabriel y Claressa Shields

“Nosotros para un campamento debemos invertir cerca de $8.000 (¢4,8 millones) en nuestros gastos personales, pago del entrenador, los sparring y una serie de rubros que implica la preparación para una pelea por campeonato mundial. No es fácil, ni barato y eso la gente no lo sabe”, explicó Hanna.

La boxeadora también tocó el tema de los mánager y promotores, que muchas veces no aclaran cuánto le toca realmente a cada una de las partes.

“Es un negocio (boxeo) donde todos queremos ganar, pero si no está bien explicado y todas las partes no están de acuerdo, muchas veces es muy complicado. En anteriores oportunidades no me fue bien, pero ahora tengo más experiencia y todo está más claro, por lo que entendemos que le corresponde a cada uno y de esta manera no nos vemos perjudicados”, enfatizó Hanna.