Fiorella Masís. 29 abril, 2019

El cierre de la piscina olímpica del Polideportivo de Cartago cumple diez meses y su reapertura no está próxima. Un error en la licitación para arreglar el piso la mantiene clausurada.

Así se encuentra en este momento la piscina del Polideportivo de Cartago. Foto: Fiorella Masís
Así se encuentra en este momento la piscina del Polideportivo de Cartago. Foto: Fiorella Masís

Desde junio anterior, una población de al menos mil personas se ha visto afectada por esta situación.

En un inicio se cerró por un problema administrativo, luego de que se vencieran los contratos del personal, entre ellos los entrenadores, que velaban por el buen uso de la instalación. Eso ya fue resuelto, pero la piscina se mantuvo cerrada por la necesidad de reparar el piso y un yerro en el proceso de contratación de la empresa que asumiera la obra.

Mauricio González, presidente del Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Cartago, recalcó que los arreglos eran urgentes.

Por eso se abrió la licitación y dos empresas entraron en el proceso. Según González, una con un precio alto y sin experiencia; la otra cobra menos y sí tiene experiencia.

Cuando el Comité se da cuenta que hay un error en la licitación, la declara infructuosa, con la idea de resolver el desacierto y abrirla de nuevo.

"El error fue un requisito de admisibilidad que no tenía que ir. El requisito era poner estados financieros auditados. La empresa que cobró más presentó los auditados y la otra, con más experiencia, los presentó certificados. Cuando vimos el error la declaramos infructuosa por interés público, porque no voy a contratar una empresa que cobra ¢20 millones más y sin experiencia", comentó González.

Sin embargo, el CCDR no pudo reabrir la licitación, porque una de las empresas (la que supuestamente cobra más) apeló el caso a la Contraloría General de la República y en este momento se encuentra en estudio en la División de Contratación Administrativa.

Hasta que eso quede solucionado, el Comité podrá continuar con los arreglos de la piscina. Por eso no hay fecha de reapertura.

El Comité Cantonal de Cartago está limpiando la piscina y se volverá a llenar para utilizarla en los Juegos Deportivos Nacionales de junio y julio. Foto: Fiorella Masís
El Comité Cantonal de Cartago está limpiando la piscina y se volverá a llenar para utilizarla en los Juegos Deportivos Nacionales de junio y julio. Foto: Fiorella Masís

“Ellos (en la Controlaría) tienen el expediente hace como dos o tres meses, cada consulta hacia nosotros dura 10 días hábiles y nosotros tenemos uno o dos para contestar. Estoy esperando que me digan si puedo seguir o la empresa tiene razón”, agregó González.

¿Por qué se comete el error?

El jerarca explica que cuando su directiva entró, el 6 de marzo del 2018, no había ni administrador ni proveedor nombrado y no fue hasta octubre pasado que el Concejo Municipal les autorizó para hacer las contrataciones, las cuales quedaron en pie hace 15 días.

Es decir, anteriormente no había personas capacitadas para asumir los procesos de licitación.

Con el problema encima, González defiende haber “cancelado” la licitación, pues hay una diferencia de entre ¢17 y ¢20 millones entre la cotización de una empresa y la otra para modernizar el piso de la piscina.

"Entiendo una situación de apelación ante Contraloría si le hubiera adjudicado a alguien el arreglo, pero la idea era no adjudicar y volver tirar la licitación. Se le está dando oportunidad que vuelvan a licitar".

Mientras eso se resuelve y sabiendo que las reparaciones de la cerámica del piso no se empezarán todavía, la piscina se volverá a llenar (tiene 4 meses de estar vacía), para utilizarla en los Juegos Nacionales de junio y julio próximo.

El Comité Cantonal de Cartago está limpiando la piscina y se volverá a llenar para utilizarla en los Juegos Deportivos Nacionales de junio y julio. Foto: Fiorella Masís
El Comité Cantonal de Cartago está limpiando la piscina y se volverá a llenar para utilizarla en los Juegos Deportivos Nacionales de junio y julio. Foto: Fiorella Masís

La piscina se debe limpiar, llenar, revisar sistemas hidráulicos y encender los calentadores.

No estará abierta al público, solo será para las competencias de los JDN y después el Comité espera empezar los arreglos, que mínimo tardarán cinco semanas.

González reconoce estar consciente de la afectación que provoca esto a los cartagineses, pero agrega que por ahora no está en sus manos.

“Todo mundo está estresado por dos razones: primero la parte deportiva del Icoder, porque es la única piscina temperada olímpica y no está disponible para competencias. Y la otra parte es porque se cobran entre ¢5.000 y ¢7.000 por mes (a los nadadores), y si van a academias privadas les toca pagar mínimo ¢40.000”.

Para que los equipos de natación y triatlón del Comité Cantonal se mantengan entrenando se recurrió al alquiler de la piscina privada de Forza Vital, en Curridabat.

Anteriormente, el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) prestó sus instalaciones, pero luego debieron arreglarla para enfrentar los JUNCOS.

“Otra opción es la del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, pero la estaban techando y temperando, ya terminaron y estamos viendo esa posibilidad, porque nos queda más cerca”, finalizó González.