Fiorella Masís. 6 noviembre, 2017

Los atletas Diana Bogantes y Carlos Macho Moncada brillaron en la Maratón de Nueva York, disputada el domingo, como los costarricenses más sobresalientes y mejoraron sus marcas personales en una carrera de 42,195 kilómetros.

Diana Bogantes se ubicó en el puesto 798 en la clasificación general de la maratón de Nueva York, en la que corrieron 50.643 personas.
Diana Bogantes se ubicó en el puesto 798 en la clasificación general de la maratón de Nueva York, en la que corrieron 50.643 personas.

El rendimiento de ambos confirma que pese a no ser profesionales (dedicados solo al deporte), siguen en ascenso constante, incluso rompiendo sus propios límites.

Para Bogantes ya no es casualidad ser la nacional más destacada en una maratón Major. Ya lo había hecho en Chicago en 2016 y también en abril de este año, en Boston.

La historia de Moncada es distinta, al tratarse de un triatlonista que gusta de hacer maratones y las pone como objetivo en su preparación.

Así sucedió con Nueva York este año y con el Ironman 70.3 Costa Rica. En las dos competencias alcanzó los tiempos propuestos o incluso los mejoró.

El domingo Macho paró el cronómetro en 2:44:49, quedando en la posición 209 entre los 29.583 hombres participantes.

"Estructuré muy bien la maratón. Hice una buena estrategia, aguanté hasta el kilómetro 25 y en el 28 hice un cambio de ritmo, las piernas respondieron bien y arriesgué un poquito. Terminé entero, cerré bastante fuerte y con la sensación de que me faltó algo, acostumbrado un poco al Ironman, pero la maratón siempre tiene su reto y sabor especial", comentó el nacional desde Estados Unidos.

Bogantes, por su parte, hizo un tiempo de 2:56:58, dejándose un prestigioso lugar 52 de un total de 21.060 damas que completaron el recorrido. Incluso, la tica fue la segunda mejor latinoamericana, solo por detrás de una brasileña.

Carlos Moncada celebra al llegar a la meta de la Maratón de Nueva York.
Carlos Moncada celebra al llegar a la meta de la Maratón de Nueva York.

La ingeniera en sistemas cree fielmente que va por buen camino y su próxima meta es setiembre de 2018, en Berlín.

"Mis entrenadores de Umbali creen que todavía puedo mejorar más y vamos a trabajar por eso. (...) Voy a aprovechar todo este tiempo para montar una buena base e ir por un tiempo mucho mejor que este", comentó la corredora de 28 años.

Tanto Bogantes como Moncada, quien es veterinario, viven en carne propia los sacrificios que conlleva entrenarse al alto nivel, pero combinando la disciplina con el resto de sus obligaciones.

"El mismo hecho de ver lo que he logrado hasta el momento es lo que motiva a seguir descubriendo cuánto más puedo alcanzar. Tampoco perder de vista lo mucho que me gusta este deporte", agregó.

Criterio similar comparte Moncada, quien con 34 años ha aprendido a respetar procesos, con paciencia, perseverancia y disciplina.