Harold Leandro C.. 13 mayo, 2008
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Ayer a las 8 a. m. arrancó el proceso de demolición del viejo Estadio Nacional, en el Parque La Sabana, con el objetivo de dar paso, a finales de junio, a la construcción de un moderno inmueble donado por el Gobierno de China y cuyo costo es superior a los $70 millones.

Un tractor con martillo hidráulico comenzó a destruir la gradería de sol, la cual está ubicada en el sector sur.

Iván Sanabria, ingeniero de Meco, empresa encargada de los trabajos, informó de que luego se desmantelarán las graderías este y oeste del viejo coliseo.

Estas dos son prefabricadas y serán enviadas al futuro estadio que proyecta construir Carmelita en Alajuela y otra será instalada en el Parque de la Paz, donde se ubicará la cancha anexa que actualmente está frente al Nacional.

Sanabria explicó que el proceso de demolición de las cuatro graderías durará unos 55 días y que en algunos tramos será necesario utilizar voladura con dinamita para suavizar las bases.

Escombros. Agregó que los operarios de Meco trabajarán día y noche para apurar el proceso. En las noches se hará el traslado de los escombros a un predio que tiene la empresa Meco en Santa Ana, según explicó Jorge Muñoz, director del Instituto del Deporte ( Icoder ).

Osvaldo Pandolfo, viceministro de Salud y presidente del Consejo de Deportes, indicó que hace un mes se retiraron las placas conmemorativas, las que fueron depositadas en una bodega del Instituto del Deporte y la Recreación (Icoder).

Entre el domingo anterior y ayer se retiraron puertas de vidrio y madera, inodoros y lavatorios.

El nuevo estadio, que comenzará a construirse el 1.° de noviembre próximo y estará finalizado en el 2010, tiene un diseño moderno. Contará con una pista atlética y las autoridades esperan que también funcione como un albergue para emergencias y un hotel para delegaciones deportivas visitantes.

El viejo Estadio Nacional podía albergar a 13.400 personas y fue inaugurado en 1924. El último partido lo jugaron el domingo pasado Universidad de Costa Rica y Brujas con victoria para los hechiceros, 2-3, en los cuartos de final del Torneo de Verano de la Primera.

Las autoridades deportivas y políticas sostenían que el estadio es obsoleto, por lo que buscaron la cooperación de China, país con el que Costa Rica estableció relaciones diplomáticas en junio pasado.

La nueva estructura se ubicará en el mismo lugar y será construida por una empresa china que traerá al país a cerca de 800 obreros chinos que realizarán turnos para trabajar las 24 horas del día. Tendrá capacidad para 35.000 aficionados y amplias comodidades modernas. Colaboró el redactor Rodrigo Calvo