3 julio, 2007

MONTREAL (AFP) - En el Mundial Sub-20 de Canadá, hay algunos jugadores que llegaron al mundo del fútbol por afición a este deporte, pero también debido a que sus padres ya conocían el medio, por ser antiguos jugadores profesionales, como es el caso del mexicano Giovani dos Santos.

Además de Giovani, están en Canadá otros hijos de ex futbolistas como el español Adrián González, hijo de Miguel González "Michel", jugador del Real Madrid de los ochenta, el costarricense Celso Borges, cuyo padre es Alexandre Guimaraes, ex jugador y seleccionador, y el argentino Damián Escudero, heredero de Osvaldo "Pichi" Escudero, quien fuera campeón mundial Sub-20 en Japon-1979.

Por su parte, Michael Bradley es hijo de Bob Bradley, que aunque no fue un jugador conocido a nivel profesional, es técnico de la selección mayor de Estados Unidos,

Giovani dos Santos Ramírez, el "Ronaldinho azteca", que ya ha debutado en el primer equipo del FC Barcelona, es hijo de Gerardo dos Santos, "Zizinho", un futbolista brasileño que jugó en el América de México y en los Tigres de Monterrey, donde se casaría y acabaría instalándose.

"Desde pequeñito me enseñó todo lo que sabe y le debo a él todo lo que he consguido en el mundo del fútbol", ha dicho sobre su progenitor Giovanni, de 18 años, campeón del mundo sub-17 con México y que aspira en Canadá a lograr el doblete con la sub-20.

Su padre, no contento con ofrecer una estrella al mundo, piensa que su otro hijo, Jonathan, que está también en las categorías inferiores del FC Barcelona, dará mucho que hablar. "Es tan bueno como Giovani", ha dicho

Adrián González, hijo del ex centrocampista del Real Madrid Míchel, componente de la Quinta del Buitre en los 80, ha tenido este año a su padre como entrenador en el Real Madrid Castilla, segundo equipo de la entidad, en Segunda División, y es consciente también de que le debe mucho a su padre.

"Para mí ha sido una gran ayuda. Incluso cuando no era mi entrenador, me aconsejaba mucho. Tengo como meta llegar donde él ha llegado", señaló en una entrevista al sitio de la FIFA el centrocampista de la selección española Sub-20.

Otro caso similar es el del estadounidense Michael Bradley, cuyo padre, Bob, es el actual seleccionador del equipo A, y ha estado a sus órdenes en el Metrostars, aunque desde 2006 juega en el Heerenvenn holandés.

"Mi padre me dijo que asumiera el papel de líder en la selección. Debido a que es el entrenador del primer equipo de Estados Unidos me obligo a trabajar más fuerte", explica el centrocampista.

Por su parte, el costarricense Celso Borges, del Saprissa, es hijo del ex futbolista y seleccionador de Costa Rica Alexandre Guimaraes.

El centrocampista argentino Damián Escudero es heredero de Osvaldo Escudero, que logró el Mundial Sub-20 de Japón-79 con Diego Maradona y también jugó con el Pibe de Oro cuando Boca Juniors fue campeón argentino en 1981.

Otro caso similar podría ser el del brasileño Lucas Pezzini Leiva, que se lesionó en Canadá, pocos días antes de comenzar el Mundial.

Lucas, del Gremio y recientemente fichado por el Liverpool, es sobrino de Leivinha, un futbolista brasileño que jugó en el Mundial de Alemania-74.

Todos ellos quieren igualar o superar lo conseguido por sus padres. En Canadá tienen una buena oportunidad para iniciar una carrera sobresaliente.

© 2007 AFP