Fanny Tayver Marín. 30 junio
Wílmer López es una de las figuras más representativas en la historia de Alajuelense. Fotografía: Francisco González
Wílmer López es una de las figuras más representativas en la historia de Alajuelense. Fotografía: Francisco González

Con pantalón negro, camisa roja y el escudo de Liga Deportiva Alajuelense en el corazón, Wílmer López se desahogó este martes en el centro de la gramilla híbrida de la casa manuda, luego de que el título quedó en manos moradas.

El Pato publicó un video de un minuto con 17 segundos en su cuenta de Instagram. Ahí envió un mensaje con voz enérgica y directo al grano, reflejando el sentir de buena parte del liguismo.

Aquí podrá leer las palabras del ídolo de Alajuelense:

30 de junio, siete de la mañana, digo presente. Presente en la catedral del fútbol, presente en nuestro estadio Alejandro Morera Soto.

Como buen liguista que soy, como buenos liguistas que sé que son ustedes también, siempre voy a estar, a la orden de esta institución.

No me debo a ningún jugador, no me debo a un número de una camiseta, no le debo nada, ni le debo a ningún dirigente.

Estoy aquí porque soy liguista, desde el vientre de mi madre, desde la cuna y moriré siendo liguista.

Y en las buenas y en las malas voy a decir presente.

Las rachas buenas o malas se acaban y aquí, como todo liguista, siempre voy a estar, en pie de lucha y ayudando en la forma que sea y como sea, a nuestra querida Liga.

El liguista nunca abandona, el liguista siempre está presente.

No estamos por ningún jugador, no estamos por el número de ninguna camiseta, no estamos por ninguna dirigencia.

La Liga es, será y permanecerá siempre siendo la mejor institución de este país y nosotros como aficionados tenemos que decir presente, estamos en las buenas y en las malas.

(Video) Wílmer López se desahoga