Daniel Jiménez. 19 febrero
Wálter Centeno vivió con intensidad el primer encuentro ante el Impact Montreal. Fotografía: Rafael Pacheco
Wálter Centeno vivió con intensidad el primer encuentro ante el Impact Montreal. Fotografía: Rafael Pacheco

¿Se regaló el primer tiempo del juego?

El fútbol es de aciertos y desaciertos. En el primer tiempo ellos tuvieron dos opciones, nosotros dominamos, tal vez no tuvimos las llegadas del segundo tiempo, pero manejamos el partido en los 90 minutos. Siento que el cambio fue de personalidad de los jugadores y a partir de ahí empezaron a jugar ellos y ser el Saprissa que ustedes conocen. Llevamos mucho volumen a la cancha rival. Contento por el esfuerzo. Yo tenía rato de no ver un partido tan bueno como el de hoy, un partido que tuvo a todo el mundo ahí, puntita de pie.

¿Por qué uno siente que el Saprissa había tenido solidez con Michael Barrantes y David Guzmán y para este juego decidió cambiar?

Por la cualidad de jugador. Nosotros nos avocamos al perfil del jugador. Ahora le tocó a Salinas, que me parece que lo estaba haciendo bien. Siento que lo estábamos buscando y siendo profundos con él, pero no andaba tan claro. Al meter otro jugador el sistema tenía que variar. De acuerdo a quien entre, se cambia el sistema. Yo les había dicho a ustedes que Saprissa viene manejando varios sistemas y los jugadores lo han interpretado bien porque pasamos a jugar un 4-3-3 y en el primer tiempo jugamos 3-2-5, entonces es parte de esto. Esto es parte de los entrenadores, uno debe tener soluciones de acuerdo a quien queda en la banca.

¿Cómo toma lo de David Guzmán, que la gente se metió con él por el error?

Él es confiable, no tengo que reprocharle nada. Creo que los jugadores lo apoyaron... ¿Los silbidos? A todos nos han silbado, el fútbol es así, un día a uno lo silban, otro día nos dan palmaditas, pero esto es parte del diario vivir de cualquier jugador. Él tiene temperamento y es de Selección, así que no hay que hacer drama donde no lo hay.

¿Con qué emociones se queda? Porque vivió la frustración del 2 a 0 en contra y la emoción de remontar.

El sistema nos da la facilidad de crear muchas opciones, el volumen ofensivo le tiene que agradar a la gente. Nosotros seguimos creciendo, los jugadores juegan mejor. Tener a un equipo que salga arratonado, como le pasó a ellos, pues no es fácil de lograr y es por el pase, pase. Eso que ustedes me criticaron en su momento.

¿El segundo tiempo es lo que quiere para la vuelta?

Lo importante es que tengo dos formas, antes fui criticado porque tenía solo un estilo, ahora tengo dos. Puede que juegue con línea de tres, pero puedo ser valiente y jugar un 4-3-3, eso dependerá. Sepa que vamos a ser súper atrevidos, porque ahí está la serie.

¿Cómo toma la semana venidera? Se juega el liderato y el pase de Concacaf.

Vamos a valorar, lo más importante es recuperar a los jugadores y tomar decisiones, los que no juegan están entrenando. Hay que buscar el bienestar porque viene un viaje largo, un clima diferente, pero eso lo vamos a ver hasta el sábado.

¿Qué opinión le merece que Thierry Henry elogiara?

Agradecerle por las palabras, él lo logró todo a nivel mundial, ganó todo, tiene todo el aval para decir si Saprissa juega mal o bien. Agradecerle de parte mía, nosotros hablamos poco, pero los futbolistas nos entendemos con algunos movimientos y esto es un llamado de atención para todos porque en su momento yo era el loco, cuestionado, pero esto es parte del show del fútbol en donde hay que estar atentos a las críticas y los halagos. Esto es bueno no solo para mí, sino para Saprissa, si Saprissa está jugando algo a nivel internacional no es bueno para mí, es para el club porque yo solo soy uno más.

¿No siente que le faltó regularidad a su equipo?

¿Regularidad? ¿Cuándo?

Hoy...

Ok, está bien.