Daniel Jiménez. Hace 2 días

No tardó el Deportivo Saprissa en quedar fuera del campeonato nacional para que sus jugadores comenzaran a ser tentados por clubes internacionales.

Este medio conoce del interés del Universitario de la Primera División de Perú en los servicios de uno de los futbolistas más importantes del Monstruo: Marvin Angulo.

Marvin Angulo es el 10 del Saprissa y podría haber jugado su último torneo con el equipo. Foto: Albert Marín.
Marvin Angulo es el 10 del Saprissa y podría haber jugado su último torneo con el equipo. Foto: Albert Marín.

Este equipo peruano se clasificó, hace poco, a la Copa Libertadores 2020, torneo en el que tenía dos años de no asistir.

Raúl Leguía, secretario general del Universitario de Deportes, aseguró a La Nación que será el entrenador recién nombrado, Gregorio Pérez, quien se encargue de definir quiénes llegarán como refuerzos para la próxima temporada.

Angulo fue punto alto esta campaña con los tibaseños y sus presentaciones significaron puntos para el conjunto morado.

El volante anotó seis goles para la S en sus 26 presentaciones, entre Torneo de Apertura 2019 y Liga Concacaf 2019.

La táctica fija fue su mayor carta de presentación para llenar los ojos de este club. De los 15 goles que el Monstruo marcó por esta vía, 10 tuvieron que pasar por la derecha del creativo.

Por ese rendimiento fue convocado a la Selección Nacional para los compromisos ante Curazao y Haití de la Liga de Naciones de la Concacaf.

El futbolista había renovado su contrato con los morados por dos años, en enero del 2019, por lo que este equipo peruano tendría que entablar negociaciones directas con la dirigencia tibaseña.

El 10 de la S tiene 33 años y como legionario tiene experiencia en el fútbol de Australia, con el Melbourne Victory.

Con Saprissa ha levantado cinco títulos de campeón nacional y uno de Liga Concacaf. Además, con Herediano tiene un cetro de monarca nacional.

Como premios individuales en su carrera deportiva destacan: Novato de la temporada 2006-07, Mejor jugador del Invierno 2007, Mejor jugador del Invierno 2015 y Mejor jugador del Invierno 2016.

En Costa Rica ha jugado con Herediano, Uruguay de Coronado y Saprissa. Llegó a este club en el 2013.