Daniel Jiménez. 17 mayo

Hace un año, Herediano levantó el título y festejó a lo grande en Tibás. Goleó a Saprissa 5-0 en la final, pero... ¿cuánto ha cambiado Saprissa desde esa final?

De las dos alineaciones que utilizó Carlos Watson en esa oportunidad, solo siete jugadores se mantienen.

Se trata de Heiner Mora, Jordan Smith, Marvin Angulo, Cristian Martínez, Daniel Colindres, Jaylon Hadden y Jaikel Medina.

El morado Daniel Colindres intenta rematar ante la marca del florense Pablo Salazar. Fotografía: José Cordero
El morado Daniel Colindres intenta rematar ante la marca del florense Pablo Salazar. Fotografía: José Cordero

En el juego de ida de la final del Clausura, disputado el martes anterior en el Rosabal Cordero, el estratega Vladimir Quesada solo utilizó a dos de esos siete: Mora y Colindres.

Mora lo hizo de defensor central en línea de cinco, junto a Henrique Moura y Alexander Robinson. Mientras que Colindres fue la punta de lanza en el ataque.

Para el juego de este domingo a las 4 p. m. en la Cueva, habrá variantes como pasar de línea de cinco atrás a línea de cuatro, por lo que Mora no sería titular.

Además, Angulo y Martínez estarán en la banca. En el caso de Hadden podría ser titular siempre y cuando Michael Barrantes no se recupere de un golpe que recibió en el primer compromiso.

Tras el empate en suelo herediano, Colindres fue claro en que el objetivo es claro: levantar la copa número 34.

“El equipo jugó de tú a tú y tuvimos más opciones de anotar. Queremos lograr grandes cosas y para eso trabajamos”, comentó Colindres.

El capitán morado exaltó el invicto que el club tiene en la Cueva aunque toma con mesura el empate que sacaron en el Rosabal.

“Estamos en nuestra casa con nuestra afición, no hemos perdido en casa, cada partido es importante y diferente, este será especial por ser una final”, concluyó el extremo derecho.