Fútbol Nacional

Un futbolista vende fresas y moras para enfrentar difícil situación económica

Carlos Montenegro, central de Universitarios, previo a la crisis provocada por el nuevo coronavirus tenía tres fuentes de ingreso, pero la situación lo hizo reinventarse para subsistir

Carlos Montenegro es central del equipo Universitarios, pero además es un empresario transportista, pues tiene dos unidades para llevar gente; una dedicada al turismo y otra al transporte de trabajadores de un call center.

La llegada del nuevo coronavirus al país golpeó fuertemente a Montenegro, porque Universitarios le bajó el salario, todos los viajes turísticos se cancelaron y las empresas privadas apostaron por el teletrabajo. Ante este panorama, el defensor se vio en la encrucijada de buscar una solución.

"Tengo más de un mes de tener la microbús totalmente parada. La parte del turismo nos golpeó durísimo y es que ni tiempo nos dio de prepararnos, simplemente se dio y ya... Luego a ver qué se hace", manifestó.

El jugador empezó a buscar posibles opciones para generar ingresos, hasta que un día, en conversación con su cuñado, la luz se prendió y decidió convertirse en vendedor de fresas y moras.

La familia de la esposa de Montenegro tiene una finca en Poás de Alajuela, donde siembran estos productos y él se ofreció para colocarlos en los sectores de Heredia y Alajuela.

“En realidad lo de la venta de mora y fresa se dio por la crisis que estamos pasando, porque antes no lo hacía. Mi cuñada tiene una finca en Poás de Alajuela y producen mora y fresas. Ellos me dijeron que si quería vender y entré en el negocio, no lo pensé mucho porque necesitaba recuperar un poco de todo lo que dejado de recibir”, explicó.

Ahora, el defensor se dedica de miércoles a domingo a promocionar sus fresas y moras para los lunes y martes repartir, prácticamente, todo el día junto con su hermano y su esposa.

“En realidad al principio tenía miedo, pero publiqué en Facebook y WhastApp y empezó a moverse la cosa. El que las prueba, gracias a Dios, le gustan. Los pedidos los hago por tres días y lunes y martes llevo el producto a las casa”, añadió.

El negocio es tan bonito y rentable que Carlos expresó que quiere continuarlo, pese a que el próximo viernes regresará a las prácticas con su club.

“No es lo mismo, pero sí llega a llenar un poco el espacio que estaba haciendo falta en la parte económica. Hay que ver cómo se logra acomodar, porque sí me gustó el negocio. Más bien seguro me pongo a sembrar fresas en una finca de cuñado. Mi hermano trabaja conmigo también, entonces la idea es seguir porque la entrada es buena”, dijo.

Otro punto que le genera incertidumbre es que todos los días se expone al salir a la calle, empero es claro en que guarda todos los protocolos sanitarios para evitar verse comprometido con el virus.

A Carlos no le hace falta su botella de agua, jabón líquido y botellita de alcohol en gel.

"En realidad esto es muy complicado a nivel mundial, por ahí uno trata de llevar el alcohol en gel, no tocarse la cara. Uno piensa que es difícil salir, pero también es parte de ayudar a todo el mundo porque yo lo llevo hasta la casa para que no tengan que salir", finalizó.

El futbolista recibe encargos por medio de los teléfonos 88403205 y 60257884; el costo del kilo de fresas o moras frescas es de ₡2.500, mientras que congeladas valen ₡2.000.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.