Harold Leandro C.. 21 julio, 2013
Jugadores de Siquirreña montaron una fiesta tras conseguir el ascenso a la Segunda División luego de empatar hoy sin goles con Jicaral.
Jugadores de Siquirreña montaron una fiesta tras conseguir el ascenso a la Segunda División luego de empatar hoy sin goles con Jicaral.

El equipo Siquirreña se proclamó hoy domingo campeón del fútbol aficionado y, como tal, militará en la Segunda División la próxima temporada.

Los caribeños se convirtieron en el campeón 30 de la Liga de Fútbol Aficionado (Linafa) al empatar sin goles con Jicaral en un abarrotado estadio Ebal Rodríguez, sede de los siquirreños.

Con este resultado, Siquirreña se ciñó la corona, pues el marcador global la beneficiaba, 1-0.

Francisco Carballo, periodista de la Linafa, recordó que en la temporada anterior, Siquirreña perdió la final frente a Finca Austria.

En el partido de hoy domingo, “Jicaral lo intentó, mejoró con respecto al partido de ida, llegó herido con la desventaja (1-0) y con ganas de despertar, de sacarse la rabia, pero hasta este domingo le llegó el combustible y el esfuerzo no le alcanzó”.

Agregó que con el final del partido “se desató una fiesta, en la que los aficionados siquirreños montaron un verdadero carnaval, por ser el mejor de Linafa”.