Fanny Tayver Marín. Hace 2 días
Fernando Ocampo presentó a Shirley Cruz para el equipo de Codea. Fotos: Mayela López
Fernando Ocampo presentó a Shirley Cruz para el equipo de Codea. Fotos: Mayela López

Shirley Cruz no se cansa de hacer historia y al fichar con Liga Deportiva Alajuelense Codea se convierte en la primera mujer con un contrato profesional en el fútbol tico.

Eso marca un antes y un después, porque es un gran paso para que el fútbol femenino avance en su propósito de ser profesional.

Puede verse como un triunfo para todas esas mujeres que desde hace décadas luchan por abrirse camino en los campos de juego, que tienen talento con el balón, que deleitan con sus gambetas, que hacen goles, que generan juego, que cortan el avance de las rivales, que atajan el esférico y que hacen goles, pero que a pesar de todo no perciben un salario por vestir el uniforme de un equipo de la Primera División de la liga femenina.

Así se constató en un reportaje publicado en la página electrónica de La Nación este viernes, en el que se describe la dura realidad del fútbol femenino costarricense.

En la última asamblea extraordinaria de la Liga, la Junta Directiva de los erizos presentó el informe sobre el convenio suscrito con el Comité de Deportes de Alajuela (Codea) para incursionar de lleno en el fútbol femenino.

Ahí, la dirigencia les hizo saber a los socios del club centenario que eso significaba una inversión y el reto de conseguir más patrocinios.

El motivo es que la Liga se toma muy en serio el proyecto y tendrá contratos con todas las jugadoras de su equipo, al igual que ocurre con la nómina del representativo masculino.

“Es un proceso y yo voy a ser honesto: Shirley ha insistido mucho y parte de su compromiso es guiarnos en ese proceso para apoyar el profesionalismo del fútbol femenino. Todos los equipos se lo han ganado, no es fácil porque hay que ir a buscar recursos y ya el departamento de mercadeo está en una campaña para atrapar recursos y cada cinco que llegue para el fútbol femenino será invertido exclusivamente para ellas y creo que las empresas se van a acercar”, expresó Fernando Ocampo.

Alajuelense se propuso ser pionero con este proyecto en el año de su centenario para realmente acabar con la desigualdad, suprimir la palabra viáticos por el término salario y motivar a que la afición también vaya a ver los partidos de la Liga Codea.

La propia Shirley aplaude este paso, porque está convencida de que los otros equipos que militan en el campeonato nacional de fútbol femenino intentarán redoblar esfuerzos y mejorar las condiciones, para que el balompié no sea solo un hobbie en el caso de las mujeres, sino que se convierta en un trabajo, como ocurre con los hombres.

“Para mí, nosotras hace tiempo nos merecemos ese respeto, creo que muchas jugadoras llegan a sus equipos, tienen una lesión y no hay nadie que las respalde; entonces creo que ya es hora de que todos los equipos se den cuenta que eso es necesario para nosotras”, citó la futbolista de 34 años.

Y agregó: “Ocupamos del fútbol masculino para apoyarnos de la estructura que ya existe. Gracias a Dios que la Liga ya tomó esa iniciativa y esperamos que los demás equipos de Primera División sigan dando ese paso. Esto es un antes y un después. A las más viejitas nos ha costado esto y es para que las futuras jugadoras no pasen los problemas que nosotras tuvimos”.

Al consultársele a Ocampo por cuánto tiempo es el contrato de Shirley con Alajuelense Codea, de forma espontánea el jerarca afirmó: “Es por el tiempo que ella quiera, para toda la vida”.

Este viernes, Alajuelense presentó a las jugadoras de la Liga Codea y ellas fueron aplaudidas por la afición rojinegra, pero Shirley Cruz fue ovacionada.