Fútbol Nacional

Saprissa triunfa y revive el ‘no se repartan nada’ en el mejor momento

Morados vencieron a la Liga con orgullo en la ida de la semifinal, sin embargo recibieron tres goles y con un 1 a 0 en contra Alajuelense los eliminaría en vuelta

Saprissa está vivo. El cuadro morado dirigido por Mauricio Wright consiguió vencer 4 a 3 a Alajuelense y recibió como una bocanada de oxígeno; los tibaseños ahora se aferran a aquel dicho: ‘no se repartan nada, mientras Saprissa esté vivo’, porque a hoy estarían en la final del torneo nacional dejando afuera a la Liga.

Los tibaseños recibieron goles como venía sucediendo en los últimos clásicos ante los erizos, 14 dianas en contra en cuatro cotejos, no obstante la S sí tuvo eficacia frente al marco rival en este duelo y pudo responder.

Conseguir una anotación tan temprano para los morados, ya que al minuto 3 estaban arriba, fue como si a los locales les hubieran inyectado ánimo, fuerza y gallardía. Una jugada de táctica fija en la que Esteban Espíndola aprovechó un gran servicio de Mariano Torres fue el choque necesitaba el plantel para entender que podían hacer daño.

Tal fue el impacto de esa diana en saprissistas que tres minutos más tarde los dirigidos por Wright estaban arriba 2 a 0. La segunda celebración gracias a un cabezazo de Kendall Waston después de un servicio de Michael Barrantes despertó todavía más el orgullo interno del ‘Monstruo’.

Las señales en Alajuelense no eran buenas. José Miguel Cubero y Daniel Arreola no se vieron finos en zaga. De hecho, en la táctica fija constantemente se vieron superados; así cayeron tres goles de los cuatro de Saprissa.

Por la banda izquierda, Yurguin Román sufrió de más con Jimmy Marín, quien con su individualidad marcó diferencia y rozó la anotación con dos acciones claras que le frenaron cuando ya se prestaba a definir.

En 25 minutos Saprissa era más que la Liga al punto que iba 3 a 0 arriba y se podía prever una goleada. Con la llegada de la tercer diana saprissista, polémica porque parece que Christian Bolaños está en fuera de juego, Bryan Ruiz decidió reunir a sus compañeros y les pidió cabeza fría. La Comadreja era consciente que su equipo debía salir con algún gol a favor del Ricardo Saprissa.

Alajuelense empezó a despertar tarde en el partido, pero lo hizo. En el 37′ Bryan Ruiz transformó un penal luego de una clara falta de Kendall Waston sobre Johan Venegas, esa diana golpeó la crecida confianza de los morados.

Para el segundo tiempo las emociones y la tensión crecieron. Con solo once minutos del complemento la Liga hizo una gran jugada colectiva para ponerse 3 a 2.

Bryan Ruiz trianguló con Johan Venegas, el atacante sacó un centro con el empeine y Alonso Martínez la envió al fondo de la red.

Cuando parecía que Alajuelense se le iría encima a Saprissa y lo ahogaría hasta la igualdad, nuevamente la táctica fija fue un salvavidas para el cuadro de casa. Christian Bolaños se elevó y mandó un servicio de Mariano Torres a abombar las redes. 4 a 2.

Bryan Ruiz dejó ir una ocasión clara al tirar un penal con el estilo ‘Panenka’, el cual fue detenido por Aarón Cruz.

El cuadro campeón nacional apretó en los últimos minutos, Andrés Carevic incluyó a Jurguens Montenegro y con muchas ganas la Liga consiguió el 4 a 3 gracias a un error de Bolaños que dejó el balón servido a Johan Venegas.

Para la vuelta, Saprissa no podrá contar con Ariel Rodríguez ni Kendall Waston, quienes salieron expulsados. La moneda está en el aire, pero Saprissa ganó y revivió el ‘no se repartan nada’ mientras el Monstruo esté vivo, hoy contra todos los pronósticos el cuarto lugar lidera la serie ante el campeón y puntero, Alajuelense.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.