Fanny Tayver Marín. 9 diciembre, 2015

Saprissa dependía de sí para asegurar la clasificación y sin ningún problema se instaló en semifinales, tras vencer a Liberia por 5-0.

Los morados llegaron a 39 puntos, terminaron en el tercer lugar de la clasificación tras 22 jornadas y en semifinales se enfrentarán al campeón nacional, Herediano.

El juego contra los pamperos fue un ensayo para la S. Los morados pusieron a prueba su ofensiva y de cara a la etapa decisiva del certamen, Carlos Watson puede estar tranquilo, porque todo le funcionó.

Saprissa hizo y deshizo.

Deyver Vega jugó bien, se creció e impulsó a sus compañeros para que nunca dejaran de ir al frente contra un cuadro liberiano que ya se despidió del torneo y reaparecerá en escena hasta el próximo campeonato, en enero.

Pero en realidad, el baile lo comenzó Christian Bolaños al minuto 14, cuando consiguió el primer gol saprissista de una tarde en la que nada le falló al Monstruo.

Ese tanto fue una recompensa para el volante, quien se mostró inquieto y tras varias jugadas de peligro, abrió el repertorio.

En el complemento apareció la figura de Ariel Rodríguez, ese hombre que tenía algunos juegos sin anotar y que aparte de ser el máximo artillero del Invierno, este miércoles se dio el lujo de romper el récord de goleo en torneos cortos que él mismo compartía con Christian Lagos.

Rodríguez no se conformó con el gol que consiguió al 48'. Diez minutos después firmó su doblete del día y el tercer tanto para el Saprissa. Es decir, Ariel llegó a 20 dianas en este certamen.

Pero aún faltaba más, porque Deyver Vega logró el 4-0 al 71' y como no hay quinto malo, David Ramírez consiguió el 5-0 al 73'.

Fin del juego y principio de una nueva historia, porque las semifinales empiezan el domingo: Saprissa recibirá a Herediano y en este Invierno, los morados no han podido ganarle a un equipo grande.