18 abril, 2011
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Con lo justo, sin mostrar grandes virtudes y con algunos silbidos de reproche de su público, Saprissa consiguió empatar contra un aguerrido Santos y se clasificó a una de las semifinales del Verano.

A pesar de que la serie estaba a su favor luego de ganar en Guápiles la semana anterior, los líderes generales del certamen no mostraron su supremacía y fueron presa del futbol ordenado del visitante.

Los morados no lucieron bien y se vieron contra la pared durante gran parte del juego, ante un Santos que se envalentonó con el gol de Daniel Colindres al 25'.

A pesar de que los locales empezaron presionando la salida del rival y buscando un gol rápido, su ofensiva se diluyó ante el marcaje de Santos, por lo que no lograron llegar con peligro hasta el marco defendido por Wardy Alfaro.

Poco a poco la presión morada fue desapareciendo y el vacío en la medicancha se hizo sentir, ya que ni Wálter Centeno ni Luis Diego Cordero tomaron la batuta.

A pesar del juego desordenado en mediocampo, eran los morados quienes buscaban la ofensiva, pero el trabajo de Aníbal Arrieta y Heiner Mora impidió que pudieran entrar con claridad al área santista, por lo que solo tuvieron el balón parado y los remates de larga distancia como únicos recursos.

Por su parte, Santos hizo lo suyo: llenó el mediocampo de volantes y buscó jugar al contragolpe con Colindres y con Mario Camacho, quien fue un solitario guerrero ante la zaga saprissista.

No obstante, cuando iban al frente se partía el mediocampo, ya que su armador, Cristian Blanco, estaba muy lejos del balón, por lo que jugaron el pelotazo.

Una jugada sin peligro terminó en una falta de Roberto Wong contra Colindres. El delantero se encargó de cobrar y su remate entró pegado al poste defendido por Víctor Bolívar, quien no pudo detener el balón colocado por el santista.

Los visitantes fueron creciendo con el transcurrir de los minutos. Blanco apareció y fue acuerpado por Óscar Villalobos, quien se encargó de detener las arremetidas del rival y darle salida al equipo.

También apareció el juego por los costados, principalmente por el lado derecho, donde Colindres y Ariel Rodríguez se juntaron para hacer ver mal a Wong.

Pero esto fue insuficiente. En medio de silbidos contra el juego de Saprissa, Santos dejó ir algunas ocasiones importantes, como el remate de Camacho, quien la botó solo frente a Bolívar.

Empate. Para el complemento la situación de juego no varió, Santos buscó sin acierto el gol que los metiera en semifinales.

Pero fue Saprissa el que aprovechó un tiro de esquina para pulverizar las aspiraciones guapileñas.

José Mena dejó en el camino a Mora y de cabeza materializó con gol el centro al área de Centeno.

A partir de ahí se desapareció Santos, Saprissa se adueñó de la pelota y del juego, con lo que tomó confianza para irse al ataque.

La expulsión de Aníbal Arrieta al 71' y el ingreso de Allan Alemán y Alonso Solís le dieron otro aire a los morados, que aún así se mostraron ineficaces frente al marco.

Una jugada de fantasía de Solís pudo dar el triunfo a Saprissa, pero el remate del 10 morado se fue muy alto cuando había dejado a varios rivales en el camino.

Sin mucho brillo, Saprissa vuelve a una semifinal, para la cual deberá ser más ordenado y juntar más sus líneas, para no padecer como lo hicieron ayer con Santos.