Fútbol Nacional

Santos tiene una fortaleza ausente en Alajuelense, Saprissa y Herediano

Osvaldo Rodríguez afirma que para los guapileños es un motivo de orgullo verse entre los mejores del torneo y que entre ellos mismos se felicitan. Santos recibirá a Alajuelense este jueves

Una vez culminada la práctica del Santos de Guápiles, Osvaldo Rodríguez sostuvo una charla con La Nación sobre este nuevo reto que afrontará ese cuadro que desde que emergió en el fútbol nacional adoptó como lema el estribillo de su canción oficial: ‘Un equipo humilde, un equipo ganador, un equipo que quiere, que quiere ser campeón’.

Los guapileños están de nuevo en semifinales y verlos ahí, en la pelea, no resulta extraño. En realidad, ha sido la tónica de un equipo que desde hace mucho se olvidó de lo que era estar peleando por la permanencia y que con buen fútbol y méritos asumió otro protagonismo.

“Aquí las expectativas del grupo son grandes, yo creo que cuando uno entra a las semifinales uno sabe que es un torneo aparte, que todos empezamos de cero y la motivación está al tope. Esperamos hacer un gran papel y ojalá llegar a esa final”, mencionó Osvaldo Rodríguez.

Muchos equipos lo intentan, pero no lo consiguen, a diferencia de ese proceso del Santos de Guápiles que sí carbura. Inclusive, el capitán del cuadro caribeño explica que el equipo tiene una característica inexistente en clubes como Alajuelense, Saprissa y Herediano.

Para explicarlo, primero dijo que la clave es el trabajo, pero también el respeto a los procesos, que es algo que difícilmente se ve en los equipos tradicionales por esa necesidad innata de que siempre tienen que estar arriba y que la misma presión los hace tomar decisiones drásticas constantemente.

No en vano, de todos los semifinalistas, solo el Santos de Guápiles ha tenido un banquillo estable.

“Ustedes pueden ver que acá en el equipo normalmente dejan trabajar, tanto al cuerpo técnico como a los mismos jugadores. Si usted lo analiza, casi nunca hay tanto cambio drástico y eso es bueno, porque al final uno conoce a los compañeros y hemos tenido la dicha de estar ahí, clasificando”.

De inmediato dice que eso no significa que por esa razón ellos están relajados. Al contrario, el volante considera que cada uno de los jugadores que visten el uniforme del Santos tratan de aprovechar al máximo esa oportunidad que tienen.

“Tampoco hay que normalizarlo tanto, porque sabemos que estamos en un equipo donde las cosas cuestan y cuando llegamos ahí, a estas instancias, hay que felicitarnos a nosotros mismos”, aseguró Rodríguez.

Y agregó: “También sabemos que no hemos podido dar ese paso, que es lograr un campeonato y para nosotros estar entre los cuatro mejores del torneo es motivo de orgullo, porque al final somos un equipo de los mal llamados pequeños, pero que se comporta siempre en el torneo de buena forma”.

Santos recibirá este jueves, a las 7 p. m., a Liga Deportiva Alajuelense y él dice que en su equipo saben que se toparán con uno de los cuadros más fuertes del torneo, pero promete que lo darán todo.

“Todos partimos de cero, pero evidentemente ya nos conocemos, jugamos cuatro veces al año contra los mismos equipos, entonces por ahí siempre existe ese conocimiento de los demás y al final esto es fútbol”.

Reiteró que todos los partidos son diferentes, que inclusive el propio Santos puede mostrar comportamientos distintos por equis o ye razón, pero que en este momento se enfocan en ellos mismos.

“La Liga es un equipo muy fuerte, con jugadores de mucha experiencia, que están acostumbrados a jugar en esta instancia, con jugadores importantes que están en otras selecciones del área y entonces va a ser un equipo muy complicado, que cuando los partidos se tornan parejos, tienen gente que puede aparecer con individualidades”.

A partir de ahí, Osvaldo Rodríguez señala que eso hace que tengan que estar muy atentos, porque un despiste puede marcar mucha diferencia.

“Empezar a decir nombres de jugadores sería comenzar a redundar en lo que todos sabemos, porque la Liga tiene muchos jugadores importantes. Nosotros tenemos que contrarrestar esas individualidades y estamos con todas las ganas”.

Para la estructura del Santos, el aporte de Rodríguez es vital y él se siente muy complacido en poder ayudar a su equipo.

“En mi caso es un orgullo estar aquí, con el pasar de los años uno va agarrando ese rol de líder en el equipo y me siento muy contento, siempre trato de hacer las cosas bien y de transmitirle a los compañeros lo poquito que uno ha aprendido en el fútbol y estar tranquilo. De mi parte me siento muy contento, porque estoy en mi casa y anhelo en algún momento ver a Santos campeón”, finalizó.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.