Daniel Jiménez. 10 octubre
Policía de Tránsito le quitó las placas al bus de Saprissa. Foto: Rafael Pacheco
Policía de Tránsito le quitó las placas al bus de Saprissa. Foto: Rafael Pacheco

Cuando el bus del Deportivo Saprissa salía de la localidad de Jicaral se topó con un operativo de la Policía de Tránsito, lo detuvieron y le quitaron las placas.

“Se le sancionó por algún incumplimiento que tenía el bus, pero mayor detalle no le puedo dar por un tema de protección a los datos. Se le aplicó la ley y se le bajaron las placas”, explicó Óscar Hernández, de operaciones especiales del Pacífico Central de la Policía de Tránsito.

Los morados venían del estadio de la Asociación Cívica Jicaraleña, donde no se pudo realizar el partido ante Jicaral Sercoba debido a la lluvia y los rayos que caían en la zona.

“Tenemos un control en todo lo que es Jicaral y Lepanto, revisando vehículos de transporte público, transporte ilegal. En general vehículos que pasen por acá”, comentó Hernández.

Una vez que la Policía de Tránsito le retiró las placas al vehículo morado, algunos jugadores se molestaron con la situación, según mencionó Hernández.

“Algunos (jugadores) estaban molestos, ignoro el por qué, tal vez venían calientes del juego. Solo nos agredieron verbalmente. Yo olvidé las palabras que dijeron, pero sí vocabulario soez y ofensivo hacia el cuerpo policial. Eran cuatro que estaban juntos, a uno le dijeron Hadden, pero no se si es así que se llama. Yo estaba en mi trabajo, ni los conozco”, detalló Hernández.

El bus tuvo que emprender su regreso sin las placas.

Al autobús en el que viajaban los morados le bajaron las placas apenas un kilómetro después de haber dejado la cancha. Foto: Rafael Pacheco
Al autobús en el que viajaban los morados le bajaron las placas apenas un kilómetro después de haber dejado la cancha. Foto: Rafael Pacheco