Fanny Tayver Marín. 14 marzo
En Alajuelense esperan un llenazo para el clásico en el Morera Soto. Fotografía: Diana Méndez
En Alajuelense esperan un llenazo para el clásico en el Morera Soto. Fotografía: Diana Méndez

La afición de Alajuelense quería que el próximo clásico se jugara en el Estadio Alejandro Morera Soto, así que echó marcha atrás en la idea de trasladarlo para el 11 de abril y oficialmente se disputará el domingo 25 de marzo, en la gramilla híbrida de la casa rojinegra.

"El apoyo de nuestra gente en las duras y en las buenas, el clamor por hacerlo en nuestra cancha y con la seguridad que tendremos el Morera Soto a reventar, oficialmente informo que el clásico se jugará el domingo 25 de marzo, a las 5 p. m. en nuestra casa, nuestra catedral", escribió en su Twitter el presidente de la Liga, Fernando Ocampo.

Durante la mañana de este miércoles, el jerarca de Alajuelense acudió al Ministerio de Seguridad junto a otros integrantes de la directiva para reunirse con el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade, quien les dijo que resultaba imposible cubrir el partido en el Morera justo el día en el que tienen los desfiles del 11 de abril, el Consejo de Gobierno y hasta el baile de la polilla.

Eso hizo que se plantearan otras alternativas.

"Ir al Nacional no es la preferencia de Liga Deportiva Alajuelense", afirmó Ocampo.

En el clásico del pasado 27 de agosto en el Morera Soto, los rojinegros recaudaron una taquilla de ¢49,1 millones, con la asistencia de 16.682 aficionados; mientras que Saprissa reportó ¢204,3 millones en el pulso del 28 enero en el Nacional, donde acudieron 30.521 personas.

Con ese dato, el jerarca erizo afirma que lo deportivo es prioridad antes que lo económico.

"Yo he sido claro en esto, mucha gente ha especulado sobre este tema, pero lo deportivo para nosotros es prioritario y desde esa perspectiva creemos que la afición merece un clásico con todos los jugadores disponibles", citó Ocampo, en alusión a que se analizaron otras opciones.

La que no estaba descartada, pero era la última en la lista de posibilidades, era llevar el clásico a la sede alterna.

También se pensó en el 10 de abril.

Sin embargo, eso generaba más inconvenientes, ya que el 8 de abril, los tibaseños visitarán al campeón nacional en San Isidro de El General.

Viendo todos los escenarios posibles, la directiva de la Liga acordó que el partido será el 25 de marzo y el anuncio lo hizo antes de que Óscar Ramírez entregue la lista de convocados para los amistosos en Europa del 22 de marzo contra Escocia en Glasgow y cinco días después frente a Túnez en Niza.

Como el clásico se traslada a su fecha original, la policía podrá hacer un fuerte operativo de seguridad en el Morera Soto.

Según Juan José Andrade, para este tipo de eventos masivos la policía inicia labores unas doce horas antes, pues tienen que monitorear a las barras.

"Hay un desplazamiento de barras que van en los servicios directos hasta el lugar del partido, hay mucho control permanente, porque los dos equipos han manifestado que no aceptan únicamente la barra rival y entonces hay un gran trabajo de contención fuera del estadio y adentro", comentó el director de la Fuerza Pública.

También contó que dentro del perímetro inmediato al estadio se pueden contabilizar unos 450 oficiales.

"Sin embargo, una operación como la del clásico tiene un impacto de cerca de 22 delegaciones policiales que alcanza a veces hasta 1.500 policías".

Alajuelense recibirá este sábado a Cartaginés, a las 7 p. m. y unas horas después se pondrán las entradas a la venta.