Por: Fanny Tayver Marín.  16 abril
Luis Garrido solo jugó 31 minutos contra la UCR. Fotografía: Rafael Murillo
Luis Garrido solo jugó 31 minutos contra la UCR. Fotografía: Rafael Murillo

Nicolás dos Santos dio una clara muestra de que lo cortés no quita lo valiente.

Lo hizo con una acción que no le resta autoridad ante sus hombres, sino que les señaló que todo siempre tiene una razón de ser.

Alajuelense divagaba en la cancha del Estadio Nacional contra la UCR, iba abajo en el marcador y el partido era monótono.

La Liga no mostraba reacción y el técnico charrúa, cuestionado en los últimos juegos por demorarse mucho para efectuar variantes, hizo el cambio más repentino de su gestión para modificar su esquema sin estar obligado a ejecutarlo por una lesión.

Corría el minuto 31 y llegó un cambio inesperado, porque por lo que se veía en la cancha, nadie habría atinado que el nombre que iba anotado en la boleta que llevaba Allen Guevara para ingresar a la cancha era el del contención hondureño Luis Fernando Garrido.

"En el primer tiempo quizás fue el cambio más trascendente, sacar un contención y quedar en un 4-1-4-1 contra un rival que tiene un muy buen pie en su mediocampo, que podía manejar la pelota con muy buen juego y era asumir un riesgo grande, pero entendimos que era necesario por el resultado de ese momento", expresó Dos Santos.

Y agregó: "A mí no me gusta sacar a un jugador tan temprano, me he disculpado con Luis Garrido a lo interno del grupo, porque son cuestiones que a mí no me gustan, pero yo no me puedo detener solo por lo que a mí no me gusta, sino que tengo que ver lo que el equipo necesita".

Si no le hubiese funcionado, aún le lloverían las críticas, aunque también algunos se preguntan por qué Alajuelense tiene la necesidad de jugar siempre con dos contenciones.

"Entendí que en ese momento el equipo necesitaba un volante más de ataque y cambiarlo por un contención, ese fue un cambio bastante grande, empezamos a tener mayor control de juego, pero obviamente no nos alcanzó con eso y de ahí la inclusión de Jonathan McDonald", explicó el uruguayo.

Desde que llegó a la Liga, Garrido contabiliza 1.354 minutos en cancha y su aparición en el once estelar de los manudos es habitual.

"Nos estábamos equivocando en tirar los balones desde los centrales hasta el delantero, teníamos que jugar más al pie, salir con la pelota jugando, gracias a Dios pudimos resolver ese problema y al final le pudimos dar vuelta al marcador", reseñó el creativo catracho Alex López.

A falta de una fecha para que termine la fase regular del Clausura 2018, Herediano es líder con 42 puntos, seguido por Saprissa (41), Alajuelense (40) y Santos (39).