Fanny Tayver Marín. 22 abril
El técnico Nicolás dos Santos durante el partido ante Saprissa. Fotografía José Cordero
El técnico Nicolás dos Santos durante el partido ante Saprissa. Fotografía José Cordero

¿Cómo explica lo sucedido?

Más que la explicación teórica o analítica, lo vivimos desde el dolor de tener un partido que planificamos tanto, trabajamos tanto, lo llevamos muy bien hasta conseguir tres goles de ventaja y después se nos cayó y nos empataron. A veces estas cosas pasan en el fútbol y tenemos que saber superar el dolor del momento y seguir adelante.

¿Cómo analiza las dos expulsiones, de Jonathan McDonald y José Andrés Salvatierra?

Las dos me quedaron bastante lejos, no pude ver la de McDonald qué pasó y lo de Salvatierra no sé. Esto afecta mucho porque son jugadores muy importantes para la Liga y a partir de ahora mismo estamos tratando de analizar y ver las opciones para solventar esta situación, que es complicada.

¿Cree que le pasa factura esa presión de ganarle a Saprissa en este torneo?

Podría ser, es nuestro rival, al que siempre le queremos ganar, trabajamos especialmente para el clásico, en la preparación del partido. El análisis posterior de qué hacer a partir de ahora, pero a mi modo de ver lo hicimos bien en el primer tiempo para contener a un equipo que es difícil de contener y a partir de ahí lanzar ataques para llegar al gol. Lo hicimos una, dos, tres veces. Es difícil lo emocional, lo anímico y decisiones son más difíciles de analizar y no quiero apresurarme a dar opinión porque no la tengo. Hay mucha historia en los clásicos, prefiero tomarme un poco de tiempo para ver qué pasó.

Pensamos que Pablo Gabas podía contribuir a la tranquilidad que necesitábamos en los últimos minutos.

¿Por qué la Liga tiene lagunas a nivel de conjunto aunque tiene buenas individualidades?

Desde lo táctico no hay grandes explicaciones porque era un partido que veníamos desarrollando muy bien durante 50, 60 minutos. Su colega mencionaba otras cuestiones que quiero tomarme el tiempo para analizar. No quiero tomarme a la ligera sin un análisis más profundo, incluso quiero hacerlo con mis jugadores, debemos hacer el análisis interno con mis jugadores para buscar respuestas. Debemos corregir, estamos en la cuadrangular para ganarla, para salir campeón.

La afición le recrimina a usted. ¿Cómo lo toma?

Es la desesperación de todos de encontrar un culpable ante algo que es difícil explicar, es difícil encontrar respuestas cuando se dan estas cosas, y la gente a veces con alguien la quiere agarrar. Es más fácil individualizar en el árbitro, en mí, para descargar el malestar de la gente. No depende de mí tampoco.

¿Qué buscaba al sacar a Luis Garrido, porque su salida termina desbalanceando al equipo?

La experiencia de Gabas es importante, quedaban 15, 20 minutos, recibíamos muchas pelotas cruzadas y Gabas por su altura podía ser muy útil ahí, y con él pudimos solucionar el problema, pero luego hubo cambios y no era tan necesario ese juego de Gabas. Con él era importante su experiencia para manejar este tipo de clásicos.

¿Le preocupa que su equipo no pueda sostener ventaja de tres goles?

El trámite del partido no hacía prever que el equipo recibiera tres goles en 20 minutos. Sentimos el dolor de una situación bastante inesperada, el trámite del partido no justificaba tres goles del Saprissa en 20 minutos. Más que el análisis, tenemos que salir del dolor de esta situación. Es un empate que ha golpeado mucho a todos, esos tres goles son un poco desajustados por el trámite del partido.

Me compete ver si hubo errores realmente y cuáles fueron, y analizarlo con la autocrítica que merece la situación y sobre todo objetivamente. La sensación y el malestar de hoy nos puede llevar a tomar conclusiones equivocadas de la situaciones, hay que tomarlo desde la objetividad y no tanto desde la emotividad para hacer análisis real.

¿Se equivocó con los cambios?

Esto tenemos que analizar. Le explicaba lo de Gabas por el juego aéreo que ganamos mucho con él y por su experiencia para marcar este partido. Nos da mucha experiencia en clásicos y juego aéreo para evitar pelotas cruzadas que caían sobre el costado izquierdo. Habrá que ver si pasa por un cambio u otros factores.