Fanny Tayver Marín. 27 junio
Óscar Ramírez le daba instrucciones a Marcelo Sarvas en un partido del 2011. Fotografía: Jorge Castillo / Archivo LN
Óscar Ramírez le daba instrucciones a Marcelo Sarvas en un partido del 2011. Fotografía: Jorge Castillo / Archivo LN

“Yo creo que es un partido difícil, pero no imposible, creo que Liga Deportiva Alajuelense tiene condiciones totales de revertir la situación”, afirma Marcelo Sarvas, al analizar el panorama, una vez que los manudos perdieron en casa (2-0) el partido de ida de la final de la segunda fase contra Saprissa.

Desde Estados Unidos, el brasileño dijo que se le viene a la mente lo ocurrido en abril de 2011, cuando en una serie de eliminación directa, en una semifinal, los rojinegros cayeron 4-2 contra Herediano y en el segundo round se impusieron 4-0.

Como uno de los actores de esa historia, Sarvas destapó el secreto de Óscar Ramírez para esa remontada.

“Óscar creó toda la situación para que nosotros pudiéramos remontar. Me acuerdo que nos reunió a los jugadores más viejos y nos dijo ahí está el plan, yo pienso que tenemos que jugar un poco más directo, brincar las líneas. La clave estaba en que había que crear el momento del partido, porque si usted está arriba del contrario, presionando y presionando, usted crea un momento”, relató Sarvas.

La propuesta era clara: desde el primero, saliendo de atrás, para adelante, se metía a la afición en el partido y de ahí jugar.

“Me acuerdo que funcionó, pero no es que va a jugar a puro pelotazo, es que usted va a crear la situación con la que va a jugar al pelotazo, va a poner a los jugadores, va a jugar con dos delanteros, va a poner dos extremos, los referentes que tienen la estatura más grande que pueden pelear la pelota aérea y los goles van a caer, a nosotros nos pasó”.

Al pensar en eso, Sarvas está convencido en que Andrés Carevic debe pensarlo bien y no descartar aplicar lo mismo que hizo el Macho esa vez.

“Yo creo que de cara al partido del lunes, hay que cambiar toda la forma de jugar, así remontamos esa vez y así se puede remontar ahora”.

¿Qué fue lo que hizo la Liga? “En ese partido jugamos directo porque teníamos que hacer tres goles, jugamos muy directo, sin pasar mucho por la media cancha, una transición directa, pero nosotros entrenamos para eso. Nos posicionamos, nos colocamos en la cancha y jugamos con dos defensas. Yo jugué de contención, delante de ellos y los demás más libres para salir, entonces jugamos mucho al pelotazo, porque sabíamos la necesidad de la remontada”, respondió.

Marcelo Sarvas es muy amigo de Pablo Gabas y desde Estados Unidos siempre pasa pendiente de Alajuelense. Fotografía: Archivo LN
Marcelo Sarvas es muy amigo de Pablo Gabas y desde Estados Unidos siempre pasa pendiente de Alajuelense. Fotografía: Archivo LN

Y añadió: “Yo creo que la Liga va a tener que repensar la forma de jugar, si va a querer tener de pie en pie, jugando de atrás, creando las jugadas. Sí puede tener más intensidad y un poquito más directo, presionar a Saprissa ahí en la cancha de ellos para poder remontar eso”.

Efecto gradas vacías. “Yo creo que el no tener afición en el estadio disminuye la ventaja de local, porque los dos equipos tienen la parte más fuerte como locales en las gradas y no es lo mismo. La fuerza que viene de la afición es lo que cambia todo el partido y ese factor no está por la covid-19”, apuntó Sarvas.

Contrario a lo que algunos piensan, de que los jugadores se ven más libres porque no tienen la presión del público, el brasileño piensa que el miércoles fue al revés, que a Alajuelense le faltó sentir a esa gente que los hiciera reaccionar y enchufarse en el juego.

“Yo creo que si estuviera la afición ahí en el Morera Soto jamás hubiese terminado 2-0 por la forma en la que fue el partido, la Liga se habría visto con más disposición, actitud, eso cambiaría todo. Y por lo mismo de la afición, yo creo que el partido de vuelta sí se puede remontar, pero eso sí, van a tener que cambiar un poquito”.

Sarvas insiste en que por lo que ha visto a lo largo del torneo, “Alajuelense tiene su forma de jugar y creo que sufrió un poquito porque no quiso cambiar contra Saprissa, de tener la pelota, de jugar construyendo la jugada de atrás para adelante, Saprissa ahí salió a presionar, hicieron los goles temprano y después manejó el partido”.

Más actitud. Otra recomendación de Sarvas está en la actitud y en que la Liga juegue como equipo.

“No es una excusa y eso pasó con Saprissa, entró con la actitud e hizo de la final, una final; pero imaginate que nosotros con todo lo que estamos viviendo, se paró el torneo, después regresar sin afición, eso provoca que el propio atleta no sienta que es una fase final, porque cuando es una final, no se vive solo en la cancha”, citó.

Pero la nueva normalidad por la pandemia implica cambios radicales en el ambiente futbolero.

“Uno vive el día a día, vive el calor de la afición, la confianza, la prensa, pero la forma que estamos viviendo hoy hace que todo eso esté muy protegido, no llega tanto al jugador. La calle no está llena de gente”.

Falta eso, pero también considera que la motivación debe ser creérsela, confiar en el trabajo de toda la temporada y buscar el resultado.

“Yo me acuerdo cuando iba para una final, el bus no podía llegar al estadio, porque la calle estaba llena, pero llena llena de aficionados. Eso hace que usted entre al partido a mil por hora. No es una excusa, pero sí tiene que cambiar la actitud, la forma de jugar y entender que están representando a la Liga y que tienen que salir a remontar”.

Sarvas afirma que eso lo dice con conocimiento de causa, porque fue su propia vivencia.

“A mí siempre lo que me dio fuerza en la cancha fue la afición de la Liga, por eso yo creo que si estuviera jugando un partido de final ahora, sería complicadísimo”.

Empero, reitera que él se siente optimista, siempre y cuando todos los jugadores estén en la misma sintonía.

“Lo positivo es que la tarea de remontar será en una cancha en la que Alajuelense ya ganó, en la que ganó muchos partidos y que no hay afición, entonces es el jugador el que tiene que crear su propia fuerza dentro de sí mismo y que los compañeros estén ahí alentándose, de que vamos, vamos, vamos y yo creo que la remontada se hace posible, porque línea por línea Alajuelense tiene un gran equipo”.