Fanny Tayver Marín, Esteban Valverde. 18 mayo, 2018
Marco Barrantes era uno de los hombres de confianza de Luis Diego Arnáez en el Puerto. Foto: Prensa Puntarenas
Marco Barrantes era uno de los hombres de confianza de Luis Diego Arnáez en el Puerto. Foto: Prensa Puntarenas

El lateral izquierdo Marco Barrantes cuenta que tenía todo listo para aceptar una oferta de Cartaginés e integrarse cuanto antes a las prácticas del equipo de Paulo César Wanchope.

Sin embargo, todo cambió cuando recibió la llamada del técnico de Alajuelense, Luis Diego Arnáez.

(Video) Luis Diego Arnáez está a punto de llevarse al lateral izquierdo que quería Wanchope

"Yo he tenido comunicación con él, era mi entrenador en Puntarenas, este miércoles estuvimos hablando que hay un interés de parte de la Liga y estamos viendo si de aquí al martes firmo, para que me contraten o ver en qué quedamos", comentó Barrantes en entrevista con La Nación.

Con mucha sinceridad dijo que no esperaba que de repente, Alajuelense lo quisiera en sus filas.

"Si había un interés de otro equipo, me habían llamado de Cartago y eso ya estaba de fijo, pero no me he decidido porque ahorita le estoy dando prioridad a la Liga", indicó.

Barrantes solo se perdió un partido de todo el torneo con el Puerto en la Liga de Ascenso y fue por lesión.

"En todo el campeonato fui muy regular, hice bastantes asistencias, también hice varios goles y sinceramente no me puedo quejar porque la verdad es que tuve una muy buena participación en la Segunda División".

Según el futbolista de 23 años, esta no es la primera vez que Alajuelense lo tiene en la mira.

"Yo había hecho dos muy buenos torneos en Carmelita y hubo un interés de la Liga hace un tiempo atrás, fue a finales de 2015, cuando estuvo el profe Hernán Torres, el colombiano. Él se había comunicado conmigo, pero se dio su salida y entonces no se llegó a nada", recordó.

Ahora piensa que todo siempre llega en el momento correcto y que si de nuevo lo contactó el cuadro rojinegro es porque la Liga debe estar en su destino.

"Para nadie es un secreto que el puesto en el que yo juego es un poco escaso, cuesta encontrar laterales izquierdos y gracias a Dios se me está presentando la oportunidad y ojalá se pueda dar".

Él también había jugado un torneo con Pérez Zeledón y aunque no tuvo mucha regularidad, calcula que actuó en unos diez encuentros.

"Cuando salí de Pérez en mayo del año pasado me fui para el Petapa de Guatemala, pero tenía que devolverme por unos papeles y me salió la oportunidad de jugar en Puntarenas, que sinceramente no lo pensé mucho por las comodidades que ellos me ofrecieron y entonces por eso me fui al Puerto", citó.

Al tomar esa decisión, ni por la mente le pasó la idea que irse a la Segunda División con los chuchequeros sería el trampolín para que dos equipos tradicionales como Cartaginés y Alajuelense se interesaran en él.

"Yo estoy muy agradecido con Dios porque a uno no le pasa por la cabeza que equipos como de la talla de la Liga y de Cartago tengan sus ojos puestos en uno, pero siempre he tratado de hacer las cosas bien".

Dijo que para nadie es un secreto que cuando la Liga de Ascenso entra en las instancias finales, los equipos de la máxima categoría están pendientes para ver si hay algún futbolista que les llame la atención.

"Uno eso lo tiene presente, pero la verdad es que jamás ni nunca iba a pensar que esto se iba a dar. Uno siempre espera que salga algo, pero jamás tenía en mente que los interesados iban a ser Cartago y la Liga".

Barrantes admite que ahora siente una responsabilidad más grande, al saber que es el propio Luis Diego Arnáez quien lo está recomendando y que lo está pidiendo como uno de los pocos refuerzos que tendrá Alajuelense.

"Del tiempo que estuve con el profe Arnáez siento que yo fui uno de sus hombres de confianza, siempre teníamos una buena comunicación de entrenador a jugador y si se da la oportunidad en buena hora, la tomaré con responsabilidad, entusiasmo y alegría".

Y agregó: "El profe sabe lo que puedo dar, me conoce como jugador y sabe por qué me quiere y en qué le puedo servir en el equipo que él está dirigiendo".

El carrilero zurdo asegura que como técnico, Arnáez es muy profesional, serio y estratégico.

"Puedo dar fe de que a él no le gusta perder nunca, es un entrenador de mucho respeto, con muchas enseñanzas, con muchas ideas de juego y sinceramente qué más que lo que hizo en la cuadrangular, él es un excelente entrenador y muy profesional", reseñó el futbolista oriundo de Pérez Zeledón.

Ante la lesión de José Andrés Salvatierra, la Liga también podría encontrar un refuerzo para su banda derecha en el Puerto y los candidatos son Shakir Lobo y Axel Quirós.

Arnáez también solicitó el retorno de Alonso Martínez, un joven volante ofensivo que pertenece a la Liga y estaba prestado a Palmares en la Liga de Ascenso.