Steven Oviedo. 20 mayo, 2018

Llegar a la definición de un título por penales es terrible para el Herediano, los florenses son el equipo que más ha padecido con esta fórmula desde el 2010 a la fecha.

El equipo rojiamarillo ha tenido que definir seis campeonatos desde el Invierno 2010 en el manchón blanco y solo logró llevarse dos trofeos para sus vitrinas.

Los jugadores del Herediano consuelan a Jairo Arrieta tras fallar el penal ante Kevin Briceño. Rafael Pacheco
Los jugadores del Herediano consuelan a Jairo Arrieta tras fallar el penal ante Kevin Briceño. Rafael Pacheco

Al final nosotros vinimos a hacer lo que teníamos que hacer, se fue a penales y ganó Saprissa. Felicidades a Saprissa. Por primera vez salgo de este estadio con la satisfacción de que todo se dio como tenía que darse”, explicó Aquil Alí, directivo del Herediano.

La pesadilla florense con los penales empezó al mando de Orlando de León (qdDg), enfrentando a Liga Deportiva Alajuelense en el Estadio Alejandro Morera Soto.

En esa ocasión el Herediano llegó a dicha instancia tras igualar 1-1 en el global, los villanos de dicha final fueron Esteban Ramírez, que envió la pelota por fuera, y Erick Sánchez, a quien Patrick Pemberton le detuvo el lanzamiento.

En el Invierno 2011, el rival fue nuevamente Alajuelense, pero la definición se presentó en el Estadio Eladio Rosabal Cordero y los heredianos salieron con la cabeza abajo.

Pese a que los manudos fallaron primero, Anderson Andrade y José Miguel Cubero fueron incapaces de anotar y se fue el trofeo a Alajuela.

Pasarían dos años para que nuevamente los florenses tuvieran el título a disposición, pero con unos penales de por medio, esta vez el rival fue Cartaginés.

Los jugadores del Herediano sufrieron con la definición por penales ante Saprissa. Foto: Rafael Pacheco
Los jugadores del Herediano sufrieron con la definición por penales ante Saprissa. Foto: Rafael Pacheco

En el Verano 2013, el héroe del Team fue Leonel Moreira, quien le detuvo el lanzamiento a Rándall Alvarado, que sumado a los cinco tantos de los heredianos le dio el cetro y su primer triunfo en penales.

Para el Invierno de ese año, Herediano volvió a caer nuevamente a manos de Alajuelense, pero con el sinsabor de que un gran penalero como Keylor Soto fue el encargado de errar.

La fortuna le sonreiría por primera vez ante los erizos en el Verano 2015, pues después de una vibrante final se definió todo desde el punto de penal.

Ahí fue nuevamente donde emergió Leonel Moreira, quien detuvo los disparos de Kevin Sancho y Johan Venegas, que sumados a los yerros de Ariel Rodríguez y Rónald Matarrita le sirvió al Herediano para quedar campeón, pese a que en sus filas fallaron: Esteban Granados, Alexánder Larín y Gabriel Gómez.

En el juego de este domingo el rol de villano se lo pusieron Jairo Arrieta y Omar Arellano, que con sus fallos dejaron ir el título 27 del Herediano.