6 febrero, 2011
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Desamparados. La Universidad de Costa Rica estuvo muy cerca de dar un paso más hacia el abismo de la Segunda División. Sin embargo, despertó a tiempo y le dio la vuelta al partido de ayer ante Barrio México, hasta ganarlo por 4-2.

El compromiso se disputó en el estadio Jorge Hernán Cuty Monge de Desamparados.

Con la victoria, la U toma un poco de aire en su lucha por salir del último puesto de la tabla general, aunque aún le queda muchísimo camino por delante.

Los celestes llegaron a siete puntos en el Verano 2011 y son cuartos del grupo B, empero, la tabla en la que por ahora enfocan la vista, son coleros con 15, a siete del equipo más cercano, Puntarenas FC.

Los chuchequeros reciben hoy a Santos en el Lito Pérez (11 a. m.).

Los académicos estuvieron abajo en el marcador, 0-2, tan solo a los diez minutos, en un duelo que presagiaba una daga más en la vida universitaria en Primera División.

Un buen centro por la derecha de Juan Diego Madrigal, habilitó al espigado delantero Josué Mitchell, quien de cabeza venció al meta visitante Jean Carlo Chacón (8’).

Y un minuto más tarde, al 9’, Omar Royero tocó el balón con la mano dentro del área, abriéndole el portillo al festival de penales que tendría el árbitro Randall Poveda.

Berny Scott cobró, empero, Chacón detuvo con agilidad.

Sin embargo, nada le salía bien a los jugadores universitarios.

El rebote se fue directo a los pies de Madrigal, quien no dudó en empujar la pelota hasta el fondo.

Un club en problemas y sin suerte solo tiene una vía, hacia abajo.

Ese parecía ser el destino de la UCR, tras el segundo tanto.

Regalos. Con lo que nadie contaba era con los regalos que le empezaría a otorgar Barrio México.

Mitchell solo pudo frenar a Kendall Waston (más alto aún) con un agarronazo dentro del área, lo que le dio la oportunidad al delantero Minor Díaz de marcar desde el manchón blanco, al 28’.

Diez minutos más tarde, Díaz, en la boca del arco, fue agarrado por el portero Jorge Poltronieri para que no anotara el empate .

Lo consiguió con otro tiro de penal y además se ganó la expulsión del guardavalla mexicanista, por evitar con falta una clara oportunidad de anotar (38’).

Con la superioridad numérica y el empuje que les dio la igualdad, la U pasó a dominar el encuentro.

Barrio México intentó recuperar la sorpresa inicial, pero su juego fue sumamente desordenado.

Las piezas dejaron de conectar sus pases y las líneas se partieron complicando la transición.

Inclusive, los canelas se salvaron en más de una ocasión, gracias a las intervenciones del portero suplente Carlos Ortiz.

El arquero de origen colombiano (entró al 40’ por Willy Eras, sacrificado por la roja de Poltronieri) achicó una corrida de Alejandro Castro al 51’ y con gran reacción tapó disparos a quemarropa de Díaz y otra vez Castro, al minuto 53.

Sello.No obstante, la resistencia caería momentos después.

Al 65’, otra escapada de Castro por la banda derecha encontró solo en la línea de sentencia a Waston.

Al 67’, Esteban Armijo cruzó un servicio al borde del área para Díaz, quien con su olfato goleador puso la pelota al palo más largo de Ortiz.

Firmó su triplete y la sentencia.

Barrio México pudo descontar a un minuto del final, pero Osman López tiró un penal a la gradería.