Juan Diego Villarreal. 13 febrero
El arquero del Cartaginés Darryl Parker volvió a fallar, esta vez en el último minuto, cuando soltó el balón ante un remate de Yeltsin Tejeda. Fue el tercer gol del Herediano que goleó 3-0 a los brumosos. Fotografía: Rafael Pacheco
El arquero del Cartaginés Darryl Parker volvió a fallar, esta vez en el último minuto, cuando soltó el balón ante un remate de Yeltsin Tejeda. Fue el tercer gol del Herediano que goleó 3-0 a los brumosos. Fotografía: Rafael Pacheco

Heredia. Yeltsin Tejeda tomó el balón y su remate formó una parábola que se fue directo al marco del guardameta Darryl Parker, quien inexplicablemente no pudo controlar la pelota que se le escurrió entre las manos y fue a dar al fondo de los cordeles.

Visiblemente frustrado Darryl tomó el balón y de un solo ‘patadón’ lo envió al centro de la cancha, era el 3-0 para el Herediano ante el Cartaginés. Fue en el último minuto del partido.

Atrás quedaron un par de intervenciones decisivas del arquero que evitaron que la goleada fuera mayor, pero nuevamente el portero brumoso había incurrido en un error, como parece habitual en el Torneo de Clausura 2020.

El cuida palos de 26 años se quitó los guantes y los tiró al piso, inmediatamente Yendrick Ruiz los recogió y se los entregó. “Calma esas cosas pasan, siga adelante”, le dijo Ruiz, mientras Parker se limpiaba las lágrimas por la desazón de haber vuelto a errar debajo del marco.

Arquero Darryl quería abandonar el fútbol tras su error ante Herediano

Darryl siguió su camino al centro del campo y se topó con los florenses Gerson Torres y Berny Burker quienes fueron los siguientes en brindarle consuelo. Su compañero Jameson Scott, lo recibió y caminó unos metros junto a él, hasta el centro del terreno de juego.

“En ese lapso, después que terminé el partido no quería seguir jugando, así se lo hice ver a unos compañeros. Ellos me dijeron que lo pensará un poquito más, que no me rindiera. Me hablaron Miguel (Segura) Yeltsin (Tejeda), (Keyner) Brown y Yendrick (Ruiz). Ellos me calmaron un poco, pero por un lapso quise dejar todo botado”, recordó Parker.

Jameson Scott comentó que su compañero estaba muy dolido por la situación que estaba atravesando y aunque en un momento quería dejar el fútbol, ellos conocen de sus condiciones y le pidieron no rendirse.

“La verdad estaba afectado, lloraba un poco y me dijo que quería colgar los guantes. Nosotros le insistimos que había demostrado ser muy fuerte y aunque lastimosamente le han pasado estas cosas, le dije que estuviera tranquilo, que todos hemos fallado y que estaba pasando una mala racha".

Kevin Arrieta fue el primero en llegar a dar ánimos a su compañero Darryl Parker. El guardameta del Cartaginés no encuentra respuesta a sus constantes fallos. Fotografía: Rafael Pacheco
Kevin Arrieta fue el primero en llegar a dar ánimos a su compañero Darryl Parker. El guardameta del Cartaginés no encuentra respuesta a sus constantes fallos. Fotografía: Rafael Pacheco

Jameson siguió tratando de levantarle el ánimo y hacerle cambiar de idea. "Le dije que no pensara eso, que lo estaba pensando en caliente y que recapacitara, porque era un portero que ha estado en equipos grandes, en Selección Nacional y no está acostumbrado a estas cosas. Uno que está más grande, que tiene más experiencia, ve que está dolido. La reiteré que era parte de la vida, que son pruebas que uno debe superar, aprender y no rendirse al equivocarse” recordó Scott.

Keyner Brown, quien en ese momento se acercó a alentar al guardameta le escuchó diciendo que no quería seguir más e inmediatamente le abrazó y dio una palmada en la espalda.

“Era un momento difícil para él, pues uno nunca se quiere equivocar, por supuesto que Darryl no lo quiere hacer, y por eso pasa por un momento complicado. Le dije que tomara las cosas con calma, que es joven y que tiene mucho que aprender todavía, mucho que vivir, que es un gran arquero y que esto no los mire como errores, sino como experiencias, de las cuales tiene que tomar acciones para saber en qué debe mejorar y trabajar mentalmente Él sabe que tiene el apoyo de los compañeros, de los jugadores que tenemos mayor madurez y lo vamos a respaldar”, enfatizó Brown.

Darryl Parker dice estar frustrado y no tener explicación a sus errores

Motivo para no rendirse. Darryl escuchó a cada uno de sus colegas y mientras se enfiló al camerino empezó a procesar sus palabras y se dio cuenta que tenía una razón más fuerte para no rendirse: su hijo Oxlan de tres años.

“Como le dije, quise dejar todo botado, pero la verdad hay una motivación la cual me frena ese pensamiento y es mi hijo. El disfruta mucho de lo que es el fútbol, siempre que va al estadio me apoya. Por él no tengo que dejar esto botado, más bien debo aprender y redoblar esfuerzos y luchar por él”, manifestó Parker.

El meta no entiende qué es lo que pasa, pues aseguró que trabaja el doble, se esfuerza en los entrenamientos y trata concentrarse al máximo y estar atento para no fallarle a los compañeros. Aseguró que después de los yerros anteriores no quería hablar con nadie, ni salir de la casa, pero sabe que debe dar la cara ante sus compañeros y la afición.

“La verdad me siento un poco frustrado, es un poco inexplicable, uno trabaja bien durante la semana, se esfuerza, llega temprano a entrenar y que por lapsos las cosas no salgan de la mejor manera. No sé. Le agradezco el apoyo que me han dado los colegas, el cuerpo técnico, y la directiva que me ayudan a salir adelante. Soy consciente que he cometido muchos errores y tengo que trabajar el doble. No me puedo explicar que me sucedió, por lo que tengo que mantenerme positivo y fuerte mentalmente”, añadió Parker.

El ex arquero de Uruguay, Saprissa, Pérez Zeledón caminó al vestuario junto a sus compañeros y en un gesto de respeto, la afición del Herediano le brinda un caluroso aplauso de aliento, que de alguna manera reconforta su alma afligida por el error.

Yeltsin Tejada, quien fue su verdugo en el último tanto florense, a la postre en donde incurrió en el error, rescató las cualidades del arquero y le incitó a no bajar la cabeza.

“Le comenté que si estaba en la cancha jugando, a pesar que en el pasado cometió algunos errores, es porque ha sido perseverante. Estas cosas le hacen ganar experiencia. En el partido tuvo tres muy buenas intervenciones y de estas situaciones va a ganar madurez. Es un colega y debemos pensar que estas cosas pasan y lo más importante es seguir adelante”, expresó Tejeda