David Goldberg J.. 22 septiembre, 2010
 Rodrigo Cordero está en Barrio México de Segunda División. ARCHIVO
Rodrigo Cordero está en Barrio México de Segunda División. ARCHIVO

Luego de que ayer se cerrara el período de inscripciones, se hizo oficial que algunos de los futbolistas con más experiencia dentro del futbol tico no aparecerán en ninguna planilla de la máxima categoría en lo que resta del torneo.

Por ejemplo, exseleccionados nacionales tales como Freddy Fernández están sin equipo.

El defensor tuvo un acercamiento con As Pumas, pero este no llegó a concretarse.

Otro caso es el de Rodrigo Cordero, que está en la Segunda División con el equipo de Barrio México.

La temporada anterior fueron titulares en Santos y Ramonense. Ambos tienen 36 años.

Otros como el defensor Try Bennett decidieron retirarse, en su caso tras una sanción por dopaje.

Este militaba en Brujas FC, no obstante, el torneo anterior no pudo jugar por una sanción de dopaje que le terminó de limitar sus probabilidades para este campeonato. Bennett tiene 35 años.

A ninguno de los tres le renovaron el contrato.

Al cierre del Verano 2010 tanto Fernández como Bennett afirmaron que los equipos ahora se enfocan en los más jóvenes y obvian el fuelle de los jugadores curtidos.

Otro caso es el de Randall Porras, quien luego de jugar en Saprissa, León de México y Águilas Guanacastecas, debió fichar con el récién ascendido a Segunda Brujas de Desamprados.

A su vez, futbolistas como Harold Wallace (35 años ), Álvaro Mesén (37) o José Pablo Fonseca (36) también decidieron dar un paso al costado, sin embargo, desde el momento en que el torneo pasado finalizó, estos manifestaron la posibilidad de colgar los botines.

Unos pocos que sí amarraron un ligamen en Primera División después de quedar libres, fueron Andrés Núñez , quien llegó a Brujas, y Jervis Drummond, quien salió de Saprissa, pero volvió a ser llamado (ambos con 34 años).