Fanny Tayver Marín. 20 marzo, 2016
Juan Pablo Vargas se lamenta tras haber marcado un autogol en la derrota de Alajuelense 1-3 ante Belén FC
Juan Pablo Vargas se lamenta tras haber marcado un autogol en la derrota de Alajuelense 1-3 ante Belén FC

Alajuela. Juan Pablo Vargas, defensor manudo de 20 años, tuvo un partido para olvidar. En su primer juego en el torneo fue responsable de dos de los tres goles con que Belén hizo polvo el invicto de Alajuelense en el Morera Soto.

Vargas fue el responsable de sustituir al expulsado Harold Cummings, quien vio la tarjeta roja hace una semana ante Limón, pero los veteranos Leonardo Adams y Josué Mitshell se encargaron de hacerlo vivir una pesadilla.

Adams le robó la espalda en el 26’ para anotar, mientras que Mitshell lo presionó en el 33’ para hacer que incurriera en autogol. Vargas, además, perdió la mayoría de duelos que tuvo con los artilleros rivales.

Incluso, después del autogol se vio muy inseguro.

No obstante, el camerino de los rojinegros lo defiende.

“No hay que excusarse, aquí todos somos responsables. Solo queda estar juntos y unidos para sacar esto adelante. Me parece que tuvimos muchos errores en nuestro juego”, dijo Jorge Claros, al consultársele si la Liga extrañó a Cummings.

Por su parte, el técnico Javier Delgado aseguró que el juvenil tuvo un "rendimiento aceptable".

"Lo de Juan Pablo, pese a lo del autogol, no estuvo mal, se paró bien. Después del autogol perdió un poco de confianza, pero fue una actuación muy aceptable", enfatizó el timonel.

A la Liga se le complicó armar su parte baja. A la expulsión de Cummings, quien primero vio una amarilla por reclamar y luego otra por una falta innecesaria, se suman las lesiones de Porfirio López, Kenner Gutiérrez y Esteban Marín.

Al final Delgado apostó por Juan Pablo. Su otra carta era ubicar ahí a José Andrés Salvatierra, ubicar a Javier Loaiza a la derecha y alinear a Cristopher Meneses por la parcela zurda.

Vargas fue presentado como nuevo valor de Alajuelense el 29 de mayo del 2013 junto a Steve Garita y Rónald Matarrita, quien fue vendido a principios de año al New York City de la MLS. En aquel momento el técnico era Óscar Ramírez.

Su puesto habitual es lateral, al igual que Garita.