Daniel Jiménez. 26 julio

Lo común es que un jugador de fútbol se marche al extranjero para continuar con su carrera deportiva, pero también existen otras vías para ser legionario. Una de ellas es la que eligió el defensor central Alejandro Zimmerman, quien tiene 20 años y forjará un futuro como estudiante de Economía del Boston College.

El defensor Alejandro Zimmerman (izquierda) marca a Arturo Campos (derecha) en un entrenamiento de Guadalupe. Foto: Cortesía
El defensor Alejandro Zimmerman (izquierda) marca a Arturo Campos (derecha) en un entrenamiento de Guadalupe. Foto: Cortesía

Alejandro estuvo en liga menor de Guadalupe. Tuvo la oportunidad de estar en cuatro partidos de Primera División: San Carlos, Grecia, Saprissa y Alajuelense.

Posteriormente, le llegó la oportunidad de forjar un futuro: una beca para estudiar y jugar fútbol en el Boston College.

“Estoy muy contento de esto porque es una gran oportunidad de jugar fútbol y también estar en esta universidad tan buena. Siempre ha sido difícil estudiar y entrenar y allá voy a poder mezclar ambas pasiones”, dijo Alejandro.

El futbolista estudia Administración de Empresas en la Universidad de Costa Rica y congelará la carrera para iniciar su nueva aventura en Economía.

"Pensé en esta carrera porque es una buena universidad y puede darme un buen título. Detrás del fútbol está lo académico y siento que hay que tener un respaldo académico porque el estudio es lo esencial", acotó.

El próximo 13 de agosto deberá presentarse a su nueva aventura en Estados Unidos. Asegura que tiene buenas bases en el inglés y agradeció al entrenador Geiner Segura la oportunidad de haber estado en Guadalupe.

“Geiner también jugó de defensa y aprendí mucho de él, como por ejemplo los pases largos, el manejo de la línea defensiva, el buen bloque defensivo. Fue un gran entrenador, el ideal para empezar”, citó Zimmerman.

Por su parte, Daniel Solís, vicepresidente de Futbol Consultants, afirmó que esta oportunidad le va a abrir muchas puertas para un futuro exitoso.

“Ser legionario con una beca deportiva es gratificante para la familia y para el desarrollo del muchacho. Alejandro irá a otro país por medio de su talento, que es el fútbol, y también tendrá una prueba exigente en el estudio como es cursar Economía", citó Solís.

Solís resaltó que esa otra manera de jugar en el extranjero, aunque tiene su sacrificio y es entrenar dos veces por día y también rendir académicamente, con buenas notas en materias complejas bajo las órdenes de distintos profesores.

Además, destacó las cualidades del jugador que es de perfil zurdo y espera que crezca en la parte deportiva, pues podrían venir más éxito en un futuro cercano.