Fanny Tayver Marín. 16 febrero
Jonathan Moya (atrás) observa una falta sobre su compañero Barlon Sequeira, quien cae a la gramilla del Santos de Guápiles. Foto: Mayela López
Jonathan Moya (atrás) observa una falta sobre su compañero Barlon Sequeira, quien cae a la gramilla del Santos de Guápiles. Foto: Mayela López

El delantero Jonathan Moya cumplió con el papel de héroe de Liga Deportiva Alajuelense por segundo partido consecutivo. Esta vez, les dio el triunfo a los rojinegros en la difícil cancha del Santos de Guápiles.

El partido fue dominado por los manudos, pero el gol no caía, hasta que apareció la viveza del espigado atacante, quien aprovechó un rebote del portero santista, Douglas Forvis, al minuto 79, para decretar el 1-0 definitivo.

El miércoles anterior, contra Guadalupe, Moya ingresó de variante para cambiarle el rostro a un Alajuelense que parecía destino a la derrota en el Morera Soto. El equipo caía 0-2, pero el artillero marcó un tanto y dio dos asistencias para la remontada (3-2).

La anotación ante el representativo dirigido por Johnny Chaves le permite a la Liga presionar a los punteros. Con un total de 19 unidades en lo que va del Clausura, los erizos siguen en la tercera posición, un punto debajo de Herediano y de Saprissa, aunque a los morados les acreditarán las tres unidades del encuentro que no disputaron este fin de semana contra Grecia, debido a los líos con la licencia de participación de los griegos.

Moya deja de lado las felicitaciones personales, pues le da mérito al conjunto que lo acompaña.

“Lo importante es el equipo, sacar tres puntos en una cancha complicada, con un clima difícil (llovió). Estoy agradecido con Dios por una anotación más que me permite ayudarle al equipo”, expresó.

Sobre el gol, se originó en un remate desde fuera del área de Ariel Lassiter, que el portero Forvis rechazó.

El anotador rojinegro admitió que en la primera parte Forvis soltó al centro varios remates, por lo que se propuso estar atento, por si volvía a ocurrir en la complementaria.

“Forvis había rechazado varias. Gracias a Dios me quedó a mí y pude anotar. En lo anímico estamos muy bien luego del partido ante Guadalupe. Santos es un rival muy complicado, porque tiene mucho trabajo con el profesor Chaves”, concluyó el delantero.