Fanny Tayver Marín. 8 enero
Jonathan McDonald es duda para el domingo, cuando Alajuelense debutará en el Clausura 2020 contra Limón. Fotografía: John Durán
Jonathan McDonald es duda para el domingo, cuando Alajuelense debutará en el Clausura 2020 contra Limón. Fotografía: John Durán

Jonathan McDonald continúa en terapia tras la lesión que sufrió el 21 de diciembre, cuando disputaba el partido definitivo de la gran final del Apertura 2019, en el que Herediano se proclamó campeón en la tanda de penales.

Aquella noche, el segundo goleador histórico de Liga Deportiva Alajuelense se sentía muy golpeado por el desenlace que tuvo el torneo y por sentir la impotencia de que no podía hacer más, al salir llorando del partido, lesionado al minuto 37.

Estaba tan golpeado, que sus declaraciones de esa noche le dejaron la impresión a muchos de que estaba pensando en salir de la Liga, pero ya más sereno, el delantero explica qué es en realidad lo que quiere, pero antes de eso, confesó qué haría si en algún momento Saprissa o Herediano lo buscan para intentar ficharlo.

“Hay que ser inteligentes en esta vida, a veces no todo es plata, ni todo es lo que te ofrezcan, es la paz interior y la paz familiar y la paz de tu núcleo cercano. Eso es más que ciertas cosas. Obviamente hay que analizar todas las ofertas, nunca le he cerrado la puerta a nada, así que habría que ver y analizar si es bueno para mí, para mi familia y para el cierre de mi carrera, lo veremos y lo analizaremos y veremos si lo tomo o no. La Liga siempre será mi primera opción. Si ellos no la toman, pues estaría desempleado y tendría que ver qué es lo mejor para mi familia”, respondió McDonald.

Jonathan McDonald salió lesionado el 21 de diciembre y continúa en terapia. Fotografía: José Cordero
Jonathan McDonald salió lesionado el 21 de diciembre y continúa en terapia. Fotografía: José Cordero

A él le queda un año completo de contrato con Alajuelense y aún es temprano para hablar de una posible renovación.

“Obviamente falta muchísimo, pero si se acercan a hablar, lo vamos a pensar, a analizar y me encantaría pasar muchísimos años acá y ojalá retirarme en este equipo, pero bueno, no podemos hablar del futuro. Solo Dios lo sabe y trazará las líneas correctas, así que vamos a esforzarnos muchísimo en estos días de recuperación para estar lo más pronto posible”, citó.

¿Lo tentó San Carlos? “Hablaron con mi hermano (Yherland), hablé con algunos amigos también, obviamente que es un club que está haciendo cosas buenas, interesantes y siempre lo he dicho, me alegra que clubes como San Carlos hagan las cosas bien, porque así nos obliga a los equipos tradicionales a crecer, no solo a nivel futbolístico, sino también a nivel dirigencial”, contestó McDonald.

“Que pregunten por uno en el país y también de afuera, porque dos agentes me contactaron, son cosas que me hacen valorarme, valorar mi carrera y saber y entender que tengo todavía años por delante, que puedo lograr muchísimas cosas y esas muchísimas cosas es un título más con la Liga”, Jonathan McDonald.

Pero reiteró que se siente realizado al vestir la camisa del equipo de sus amores.

“Aquí soy feliz, en la Liga he sido feliz muchísimos años, para mí sería muy difícil dejar la institución, pero momentos como los que viví días atrás son muy difíciles, muy duros, no solo para mí, sino para mi familia, y uno a veces busca la paz familiar por delante de otras cosas, como opciones en el extranjero", citó.

Y agregó: "Siempre he buscado lo mejor para mi familia, que no se vaya a sentir mal, ni que yo vaya a estar muchísimo tiempo alejado de ellos. Tengo hijos pequeños que cuidar, tengo hijos pequeños que educar y pasa mucho por esa parte, así que mi futuro inmediato es la Liga y quiero estar aquí muchísimos años más. Y si no, salir por la puerta grande”.

Mac asegura que en este momento lo único que le preocupa y lo ocupa es en volver a estar listo para jugar, porque viene un torneo en el que no hay descanso. Prueba de ello es que en cuestión de una semana, la Liga recibirá a Limón (domingo 12 de enero), visitará a Pérez Zeledón (miércoles 15) y se enfrentará a casa ante Herediano (domingo 19).

“Ahora ya más tranquilo y demás, obviamente que quiero quedarme acá, quiero tratar de hacer un semestre muy bueno, ojalá alcanzar el título con la Liga y no me preocupo tanto por el futuro, me preocupo por el presente, por hacer las cosas bien día a día, pensando en que mi futuro inmediato, o que el partido más importante que puedo tener es el próximo, en la primera fecha y no más allá, porque el fútbol es presente, no es pasado, ni es futuro, es lo que usted haga en el presente”.

Contó que esa filosofía la adoptó al comprender que en cuanto a fútbol la gente tiene memoria muy corta.

“Se les olvida todo lo que uno ha alcanzado y al final del torneo se juzga individualmente, no grupalmente y eso hay que tenerlo muy claro, que siempre hay que rendir todos los días”.

Los manudos retomaron entrenamientos el viernes anterior, el domingo acudieron a los 90 Minutos por la Vida y este 12 de enero jugarán contra Limón, en la fecha inaugural del Clausura 2020. Fotografía: John Durán
Los manudos retomaron entrenamientos el viernes anterior, el domingo acudieron a los 90 Minutos por la Vida y este 12 de enero jugarán contra Limón, en la fecha inaugural del Clausura 2020. Fotografía: John Durán

También indicó que por el tipo de lesión, no pudo tener un descanso activo como es habitual.

“Fueron días de reposo, cuidar la pierna, nada más trabajar en piscina para ir obligando al tendón a fortalecer, pero con cuidado, porque son tendones que llevan mucha tracción, muchísima fuerza y no los podemos exigir de más”.

En la teoría, esa lesión podría significar unas cuatro semanas fuera, pero “solo el cuerpo le dice a uno”.

“Lo estamos manejando a como yo me sienta, a la tolerancia del dolor, a como me sienta yo en confianza y esperemos que para el fin de semana pueda estar, o si no, para la segunda o tercera fecha, que no queremos darle tantas largas al asunto. Sabemos que con una lesión de esas siempre va a haber cierta molestia y que hay que saberla llevar, convivir con ella, pero sin poner en riesgo la integridad física y mucho menos un partido”, señaló.