2 diciembre, 2013

Javier Delgado, director técnico del Cartaginés. | GRACIELA SOLÍS
Javier Delgado, director técnico del Cartaginés. | GRACIELA SOLÍS

¿Y ahora qué hacer?

Seguir luchando, hasta el último minuto, se nos puso cuesta arriba y el próximo domingo en el estadio rival tenemos que tomar casi riesgos suicidas, ya que la única manera de pasar es sacando una ventaja de tres goles, muy complicado, muy difícil, pero no imposible.

Pierde a los dos laterales y al volante Paolo Jiménez… ¿se le desajusta el sistema?

Ya yo no pienso en ellos, pienso en la gente que me queda y que ha tenido menos oportunidad, ahora es cuándo ellos deben demostrar que pueden ocupar esos puestos a plenitud.

¿A qué achaca la derrota?

La expulsión de Esteban Sirias y el penal simultáneamente nos afectaron cuando el marcador iba 0-0. Pero en general no fuimos competitivos, equivocamos el camino, no tuvimos control de juego, no creamos, solo pelotazos, nos brincábamos de defensa a ataque, la intención nuestra era poder controlar el medio campo de Herediano y poder generar, lo segundo no se dio, entonces los esfuerzos eran con sacrificio pero no con claridad.

“Ya en la segunda parte Herediano se adueñó completamente del partido”.

¿Cómo encontró a los jugadores en el camerino tras la derrota?

Muy dolidos igual que yo, la tristeza es por dentro y por fuera, aunque Herediano es un gran equipo, tampoco es invencible, pero hoy (ayer) no pudimos derrotarlo como era nuestra consigna para llegar en igualdad de condiciones a la vuelta en su estadio.

¿Cree que podrán revertir lo que ya parece decidido?

La historia no ha terminado, en la vida en general no hay que perder la esperanza porque nosotros fuimos los que nos metimos en el aprieto, y ahora nosotros mismos somos los responsables de tratar de salir de este.

¿Cómo trabajar la parte mental durante la semana?

Ya mañana (hoy) es otro día, ahora uno empieza a repasar todas las situaciones del partido, las decisiones, qué hicimos bien y qué hicimos mal, que fueron muchas cosas las que no hicimos bien, entonces por eso digo que estamos muy dolidos. Obviamente empezar una semifinal en estas condiciones es muy difícil.

“Nosotros no solo empezamos esta serie en desventaja, ahora lo único que nos queda es darle vuelta, es algo difícil pero no imposible. Tendremos la última oportunidad de ir a materializar eso”.

Etiquetado como: