20 noviembre, 2011
 El exlateral izquierdo de Alajuelense, Leslie Ramos (3) trota junto a algunos integrantes del Alto Rendimiento del equipo Jacó Rays, ayer en el estadio Municipal de Garabito. Ramos es de los más experimentados. | JOHN DURAN
El exlateral izquierdo de Alajuelense, Leslie Ramos (3) trota junto a algunos integrantes del Alto Rendimiento del equipo Jacó Rays, ayer en el estadio Municipal de Garabito. Ramos es de los más experimentados. | JOHN DURAN

Jacó. El deseo de Jacó Rays de ascender a la Primera División del futbol costarricense llevó a la dirigencia del club a invertir seriamente en estos objetivos a través de la empresa Day Star, dedicada a los bienes raíces.

Bajo la presidencia del estadounidense Patrick Hundley, la organización dio el primer paso el año pasado cuando adquirió la franquicia del extinto Naranjo.

En un año en la Liga de Ascenso, el equipo se clasificó en dos ocasiones a las instancias finales del campeonato de esa categoría. Hoy, precisamente, juega en los cuartos de final contra Carmelita.

Para la presente temporada tiene jugadores con experiencia en la Primera División, como los exsaprissistas Yader Balladares y Andrés Núñez, así como el lateral Leslie Ramos (ex Alajuelense), el portero José Cruz, Raymer Solano (goleador del torneo con 11 tantos), el artillero Ricardo Vargas y el volante Esteban Rodríguez.

Sobre el presupuesto que maneja la institución y la procedencia de los recursos, Johnny Pérez, gerente general, amplió los detalles ayer en una visita de La Nación .

“Esto es un proyecto sin fines de lucro, Patrick (Hundley) es claro en cuando a la necesidad de que nosotros busquemos dinero adicional del comercio de Jacó. Con respecto al presupuesto contamos con $100 mil por temporada (torneo Apertura y Clausura). Aquí no sobra dinero como se ha dicho, lo que sí hacemos es pagar a tiempo”, dijo.

En cuanto al costo de la planilla actual, el dirigente también amplió sin titubeos. “Tenemos una planilla de ¢5 millones mensuales, incluso redujimos a 22 el número de jugadores del primer equipo”.

Proyecto. Pérez adelantó que planean construir una sede.

“Queremos un estadio nuevo, ya tenemos los planos, costaría entre tres y cinco millones de dólares. Queremos ser sede del Mundial Sub-17 Femenino 2014, por eso hemos hablado con Víctor Hugo Alfaro (federativo)”, prosiguió Pérez.

El reducto deportivo sería de césped sintético, con cuatro o cinco camerinos, sala de conferencia, gimnasio y un amplio parqueo.